Redescubre el rico sabor del pan de muerto de Vips


A dos meses de terminar el año, se acerca la temporada donde comúnmente comemos más, porque las reuniones familiares o de amigos son más frecuentes y todo es felicidad, el año casi termina y estamos a nada de decir ¡Feliz Navidad!, pero vamos a retroceder un poco, porque aún falta el clásico pan de muerto, ese pan espolvoreado de azúcar y en algunas ocasiones hasta relleno que nos alegra la tarde, la mañana o la noche. 


Este delicioso pan tradicional puede ser acompañado con chocolate caliente o un cafecito, lo cual resulta en una combinación como pocas. Desafortunadamente sólo lo podemos comer una vez al año, por eso queremos que lo comas en un lugar espectacular ¡claro! en Vips, en donde podrás encontrar el clásico natural, con cajeta o con chocolate.


Su origen se remonta a tiempos prehispánicos y hay varias teorías sobre su surgimiento, pero una de las que más parece ser aceptada es la de que este pan reemplazó los sacrificios humanos. Los españoles al ver que nuestros antepasados hacían sacrificios para brindarle tributo a los dioses se horrorizaron y les propusieron que, en lugar de quitarle la vida a las princesas, mejor comieran pan cubierto de azúcar roja que simbolizaba el corazón de las doncellas.


Desde esa época hasta ahora, y gracias al paso de los años, se calcula que existen aproximadamente 750 variedades de pan de muerto. Dependiendo del lugar donde vivas seguramente conocerás distintas formas, colores y sabores de este esponjoso pan.


Por ejemplo, en Puebla se le agrega ajonjolí, en Oaxaca es de yema decorado con alfeñique (una especie de caramelo que proviene de España) y el que tienes en mente, sí ese con la “bolita” hasta arriba y los huesitos decorado con azúcar, ese es oriundo de la Ciudad de México.


Además, también puedes encontrarlo con diferentes aromas dependiendo de dónde lo consumas, puede oler a canela, azahar, anís o naranja. Además, las formas son variables, en Maravatío, Michoacán, Morelos y el Estado de México puedes encontrar a las ánimas o “muertes”, son figuras de pan con glaseado blanco y un poquito de azúcar rosa en el centro, las cuales representan a los adultos, pero si son niños no llevan el azúcar.


Por su parte en Hidalgo, Veracruz y toda la Huasteca utilizan la receta de pan de pulque que generalmente es antropomórfico con sabor intenso de anís y por su lado, en Mitla se elabora con pan de mantequilla en forma ovalada que se decora con patrones diseñados por quienes trabajan los telares y en lugar de hilo utilizan azúcar con limón y clara de huevo.


Ahora que ya hablamos de algunas de las variantes de esta famosa pieza de pan, ¿se te antojó uno? No esperes más, ven a Vips y redescubre el rico sabor del tradicional pan de muerto que tenemos en sus diferentes sabores: natural, con chocolate o con cajeta.


Además, puedes acompañarlo de un delicioso chocolate caliente o un capuccino por sólo $22 pesos más.

¡Nos vemos en Vips!