Un cóctel de emociones invade a la Arena CDMX

Foto: Cortesía

Con el objetivo de crear un espacio único en su tipo y a la altura de los mejores recintos del mundo, nació la Arena Ciudad de México que renueva su nombre a Arena CDMX. Adaptándose a los cambios pero con la misma alegría, seguimos al servicio del espectador y a 7 años de su creación, las metas se han rebasado con éxito y vamos por más.


La construcción cuenta con la más alta tecnología diseñada para brindar al visitante una experiencia abrumadora. La comodidad, visibilidad y acústica fueron pensados con precisión milimétrica lo que permite que en cualquier lugar del recinto se pueda disfrutar de forma impecable el evento.


La Arena CDMX fue pensada para llenar un espacio que no había en la capital del país, un lugar multifacético cuyas bondades permitieran cualquier configuración de escenario imaginable y en el que pudieran coexistir diferentes tipos de shows, desde los clásicos conciertos hasta eventos deportivos, pasando por familiares e institucionales.


Sabemos que la experiencia del show inicia mucho antes de la tercera llamada, desde el momento en que el público se visualiza en el evento, lo vive y comparte su experiencia. Para asegurar que cada paso sea memorable, detrás de cada evento hay miles de personas que con dedicado trabajo hacen posible nuestro lema:


“Nunca será lo mismo verlo que vivirlo”


En el tiempo recorrido hemos recibido la visita de artistas internacionales consolidados y del extraordinario talento nacional que durante estos 7 años han compartido su talento con el público mexicano. Pollstar, rankeo especializado en la industria de conciertos, nos ubica en el número 14 de Arenas durante 2018 a nivel mundial.