top of page

“Compra ahora, paga después”, la forma en como millennials y centennials adquieren productos


POR: DIANA SÁNCHEZ


Aplazo, la plataforma de financiamiento para compras en línea, dio a conocer que en México el 31% de las compras realizadas por las generaciones millennials y centennials utilizan el método de pago “compra ahora, paga después” o BNPL (Buy Now Pay Later).


Ángel Peña, cofundador y CEO de Aplazo, explicó: “En gran medida, esta transformación tecnológica surge ante necesidades clave, entre las que se encuentra el hacer más llevaderos fenómenos económicos como la inflación, así como de contar con alternativas flexibles y transparentes para adquirir productos y/o servicios de las marcas favoritas, sin la necesidad de contar con tarjetas de crédito tradicionales.”


El experto comparte algunas claves sobre esta tendencia:


- El BNPL sigue evolucionando entre los jóvenes a partir de beneficios muy puntuales y

acordes a los valores de flexibilidad, digitalización y transparencia. Aquí se puede

encontrar una gran variedad de marcas tanto en canales del retail físico como del

ecommerce, y de comprar algo que de otra forma no podrían permitirse, ya sea por

carecer de una tarjeta de crédito o bien para evitar altas tasas de interés.


- El auge está muy influenciado por los cambios en el consumo en la moda. Un análisis de la agencia Gen Z, RAW Talent, revela cómo los jóvenes de hoy crecen en un mundo donde los géneros musicales y las etiquetas son cada vez menos rígidos. Esto se refleja en la moda y la música, donde se mezclan diferentes estilos para crear algo nuevo y único.


- Otro elemento importante en el crecimiento en la adopción de esta modalidad de pago en México es su amplio abanico de ofertas, programas de fidelización y recompensas, desde programas de puntos, códigos de descuento y beneficios exclusivos en ciertas marcas o canales, hasta experiencias en ciertos seasonalities o lanzamientos.


Sin duda, el BNPL está remodelando la manera en que los millennials y centennials

abordan sus hábitos de consumo y desafíos financieros.

Comentarios


bottom of page