top of page

Soya: una proteína vegetal que debemos consumir


Por Marien Garza, Miembro del Consejo Consultor de Nutriólogos de Herbalife


La llamada Salud Planetaria, que busca crear conciencia sobre la importancia de la naturaleza, nuestra relación con ella y cómo influye en nuestro bienestar para producir cambios positivos, introduce un nuevo concepto: la Dieta para la Salud Planetaria.


Esta dieta implica que “la transformación a dietas saludables para el 2050 requerirá cambios sustanciales en la dieta. El consumo mundial de frutas, verduras, nueces, semillas y leguminosas deberá duplicarse, y el consumo de alimentos como la carne roja y el azúcar deberá reducirse en más del 50%. Una dieta rica en alimentos de origen vegetal y con menos alimentos de origen animal confiere una buena salud y beneficios ambientales”.


Si bien en México el frijol es considerado la leguminosa más común en nuestra dieta, quiero destacar la importancia de incluir la soya como parte de nuestra alimentación diaria. La soya es una proteína de origen vegetal de alto valor biológico ya que contiene aminoácidos esenciales que ofrecen grandes beneficios.


El Dr. Armando Tovar y la Dra. Nimbe Torres, investigadores del Instituto Nacional de Nutrición en México, son reconocidos expertos en el estudio de la soya. Sus investigaciones científicas sobre esta leguminosa respaldan la importancia en la dieta para la salud planetaria. 


Algunas cualidades de la soya incluyen:

  • Una elevada concentración de lisina, un aminoácido limitado en otras proteínas de origen vegetal. Se dice que, si se utiliza como fuente única de proteína, cubre las necesidades de todos los aminoácidos indispensables en niños y adultos cuando se ingiere a una concentración de 0.6 g proteína/kg de peso corporal por día. La soya es el único alimento de origen vegetal que alcanza el puntaje más alto en la Escala de Digestibilidad de Proteínas Corregida por Aminoácidos (PDCAAS) que también alcanzan algunos alimentos de origen animal.

  • Las isoflavonas son compuestos químicos similares en su composición a los estrógenos, lo que las hace tener efectos positivos significativos en el sistema cardiovascular y los síntomas de la menopausia. La soya es la leguminosa que contiene la mayor concentración de isoflavonas como la daidzeína, genisteína y gliciteína.

  • Existen múltiples estudios para evaluar su mecanismo de acción en la reducción del colesterol y los triglicéridos, así como en la disminución de la secreción de insulina y la mejora de la respuesta glucémica.


En resumen, como nutrióloga, considero que este artículo es sólo el comienzo para abordar la importancia de esta leguminosa tanto para la salud humana como para el planeta. 

Comments


bottom of page