El hombre que ha usado muchos zapatos en su vida, al elegir el nuevo par que le acompañará percibe inmediatamente la diferencia entre unos zapatos estándar y otros acojinados, es decir, los que por su calidad, entre el forro que toca el pie y la piel exterior incorporan un material de tipo “esponja” que proporciona a los pies una sensación de sentirse extremadamente confortables. 


Este atributo de calidad no es tan fácil de encontrar, sin embargo, cuando uno lo prueba, ya no puede dejarlo porque la diferencia al caminar es tan impresionante que ya no se quiere usar otra cosa.


Si quieres saber si un zapato es acojinado, incluso antes de probártelo en el pie, es muy sencillo, basta hacer pinza con dos dedos dentro del zapato en varias partes -no sólo en la parte del tobillo- y sentir cómo al tocarlo se nota como una esponjita. 


Esta funcionalidad que a lo mejor no se percibe a simple vista pero que sí la nota quien calza los zapatos, es algo que el hombre de hoy no puede dejar escapar, además de que es compatible con cualquier estilo, no sólo el casual como podríamos pensar. 

Quirelli tiene para ti los zapatos con interior muy blando que estabas buscando

Descúbrelos en la su nueva línea visitando https://www.quirelli.com