top of page

¿Tienes un minino en casa? Conoce qué es la Neofobia en gatos y cómo prevenirla


POR: TB


Sabemos que, a diferencia de otras especies, los gatos suelen ser animales muy independientes que, con frecuencia, toman decisiones con base en su curiosidad e instinto cazador. Para muchos amantes de los mininos, esto hace que ellos se vuelvan un compañero ideal; pero, por ello, es muy importante entenderlos adecuadamente.

Si tenemos a uno de estos pequeños felinos en casa -o buscamos pronto tener uno- existen diversas cosas que debemos saber de ellos ya que estas nos ayudarán a brindarle los mejores cuidados. Por ejemplo, algo muy importante a tomar en cuenta es que, si bien son animales que podríamos considerar como muy aventureros, también son muy conservadores en muchos aspectos. Uno de ellos es cuando se trata de conocer y/o probar cosas nuevas. A esto se le conoce como neofobia.

Por definición, la neofobia es el miedo incontrolable e injustificado de forma consciente hacia cosas o experiencias nuevas.​En el caso particular de los gatos, ellos son neofóbicos por naturaleza; es decir, no se sienten tan cómodos cuando se enfrentan a lugares, personas, situaciones o cosas que son nuevas. Esto incluye la alimentación; es decir, desarrollan neofobia alimentaria. Minino®, alimento para gatos 100% completo y balanceado, comparte contigo más información al respecto y cómo evitarla.

Los gatos suelen estresarse mucho cuando no son capaces de adaptarse a cosas o situaciones que experimentan por primera vez; en especial, esto podría suceder con su alimento, ya que pueden no aceptar comidas nuevas, incluidas aquellas que son medicadas y que podrían ser necesarias por algún problema de salud. Esto incluye que también puede haber un rechazo a la medicación oral. Esta situación es relativamente común, haciendo que, con frecuencia, los pet parents la califican como una conducta normal y no presten la atención pertinente.

“Si bien es muy importante evitar este tipo de conductas en todos los aspectos, en la alimentación cobra aun mayor relevancia, ya que el rechazo a un nuevo alimento puede traer consecuencias no muy favorables para la salud de nuestro minino. El grado de su neofobia hacia un nuevo alimento parece depender del grado de contraste entre sus atributos sensoriales y el de los alimentos que ellos o su madre están acostumbrados a comer,” mencionó la MVZ. Claudia Edwards, maestra en Ciencias por la UNAM, y Doctora por el Instituto Politécnico Nacional

En ese sentido, cuando son gatitos, al momento de ocurrir el destete y se muda hacia dietas variadas, se aumentan las posibilidades de que tengan un mayor rango de preferencias alimentarias en su etapa adulta. En contraste, es altamente probable que los gatos rechacen sabores o texturas que no hayan probado antes.

Se ha visto que, cuando los gatitos se alimentan con cosas nuevas con su madre, el tiempo que tardan en probar un nuevo alimento es menor en comparación con el tiempo que tardan al estar separados de ella; esto se debe, probablemente, a que podría generarles mucha inseguridad probarlo al no tener experiencia previa con tal alimento.

Sin embargo, esto puede ser prevenible. Algo que podemos implementar es que durante las primeras semanas de vida los gatos debemos exponerlos a que conozcan situaciones y cosas que sean nuevas para ellos. Esto debe suceder de forma positiva y paulatina, evitando cambios abruptos. Llevarlos a clases de socialización temprana sería de gran beneficio; por ejemplo, existen múltiples médicos y etólogos que realizan Kittengarden con este fin. En el caso del alimento, lo mejor sería darle a probar distintos sabores y distintas texturas en esta etapa.

Como padres responsables que buscan lo mejor para ellos, procuremos que, durante su periodo de socialización, fomentemos en ellos un ambiente donde estén en constante contacto con personas, ruidos, lugares y situaciones nuevas de una manera paulatina, segura e interactiva para ellos; esto favorecerá a que acepten los cambios en su adultez.

Comments


bottom of page