¿Por qué mi mascota no quiere comer?


POR: TB

FOTO: CORTESÍA


Nuestros animalitos de compañía se caracterizan por ser grandes glotones; sin embargo, hay ocasiones en las que el apetito se les va y rechazan su alimento, lo cual es una señal de qué algo ocurre y necesitas actuar para corregir ese comportamiento.

Especialistas en salud animal involucrados en el “Primer Consenso para Promover la Nutrición y la Salud de las Mascotas en México” - gremio del grupo Amascota de CONAFAB que busca impulsar una correcta alimentación en perros y gatos-, te indican los motivos por los cuáles tu amigo puede dejar de comer y te comparten algunas recomendaciones para que acepte su alimento:

· Aburrimiento o estrés. Tu ausencia, una mudanza o que no esté realizando suficiente ejercicio o actividades de distracción, pueden llevarlo a que deje de comer. Si esto ocurre, tu compañía y los juegos pueden ayudarlo a que se sienta mejor y recupere el apetito. Prueba con juguetes a los cuales puedes colocarles croquetas o premios en su interior, no solo para estimular su mente, sino hacerlo que pruebe su alimento.

· Alguna enfermedad. Un signo de alerta de que tu mascota no se siente bien, es precisamente que deje de comer. Vigila su comportamiento y si notas que siente dolor o se encuentra muy decaído, es momento de llevarlo al veterinario. Si ya lo están tratando solo sé paciente y sigue las indicaciones del especialista al pie de la letra para su pronta recuperación. Un dolor post cirugía o una infección también pueden ser la causa del rechazo.

· Época de celo. Cuando tu fiel compañera entra en celo, es normal que su apetito disminuya, se puede decir que su interés en la cruza es más intenso que alimentarse. Obsérvala y verás que en poco tiempo todo volverá a la normalidad. Durante este periodo, prueba practicar trucos o nuevos juegos para motivarla y en donde la recompensa sea un puñito de croquetas.

· Obstrucción intestinal. Esta condición es de mucho cuidado y la inapetencia es uno de los principales síntomas. Si tu mascota se tragó un objeto que trae atascado, le está obstruyendo el transito normal del alimento o heces, es muy importante que lo lleves al veterinario lo más pronto posible. Algunas veces comen tantas cosas a lo largo del día que terminan empachados, por tanto debes esperar a que vomite o defeque, antes de volverle a ofrecer alimento.

· Ingesta de medicamentos. Si está bajo tratamiento y notas que no tiene apetito, es probable que ésta sea la causa. Consulta con el médico veterinario si es un efecto secundario del fármaco y siempre mantén a tu amigo muy bien hidratado.

· Vejez: las mascotas en etapa Senior tienen menos apetito que los jóvenes. Recuerda que en la alimentación son importantes los sentidos del gusto, el olfato y la vista. Para darte mayor contexto, cuando un cachorro nace la superficie de mucosa olfatoria es de 18 a 150 cm2, con la edad estos sentidos se deterioran, en especial el olfato. Por ello, con el paso de los años puede disminuir el apetito de tu fiel amigo.

Para este último caso como en general para estimular el apetito de tu mascota, un consejo es implementar la técnica del mix feeding, es decir, combinar su nutrición con alimento tanto seco como húmedo. Prueba mezclar 2/3 de sus croquetas con 1/3 de alimento húmedo por ración diaria, este último al tener mayor palatabilidad, es más agradable y apetitoso para el paladar de tu mascota. También, puedes proporcionárselo a tu amigo como alimento único si lo acepta mucho mejor, ya que son nutricionalmente completos.

Otra solución es proporcionarle a tu amigo croquetas que tengan un olor y sabor diferente. Actualmente la innovación en la industria del pet food ya incopora proteínas como pollo, pescados, aves, corderos e incluso ingredientes naturales como cereales, frutas y verduras, consiente a tu amigo con sabores diferentes para soprender a su paladar.

#NutriendoTuConocimiento

Aprende sobre óptima nutrición y cuidados de tu mascota en nuestras Redes Sociales:

@LosesPETcialistas @espetcialistas @los_espetcialistas