¿Aún existe la homofobia en el mundo?


Por: Aketzalli García

Foto: Cortesía


La película basada en hechos reales Alex Cooper: Atrapada en el closet llega a Lifetime este 29 de abril a las 22 horas. La cinta habla de lo tormentosa que fue la adolescencia de Alex quien vivía en una familia mormona, al asumir su sexualidad no imaginaba lo que sus padres tenían preparado para ella.


A los 15 años se declara gay, sus padres le dan la espalda y buscan alternativas, por lo que es enviada durante ocho meses a un riguroso y abusivo campamento de conversión, donde vivo experiencias traumáticas que la llevaron a pensar en el suicidio.


Cooper denomina a esta etapa como la más oscura de su vida, escribe un libro y ahora lo lleva a la pantalla, ya que se dió cuenta que no es sólo ella, sino miles de personas las que han pasado por esto.


La ahora activista, valora lo que es salir libremente con una chica y hacer cosas normales, pero reconoce que si no hubiera pasado por todo lo malo no lo sabría. En la actualidad vive con su novia y su mejor amiga. El filme está basado en"Saving Alex: When I Was Fifteen I Told My Mormon Parents I was Gay, and That's When My Nightmare Began' la adaptación del guión estuvo a cargo de Michelle Paradise y fue dirigido por Jeffrey G. Hunt.


Cuenta con la actuación de Addison Holley, Kate Drummond y Steve Cumyn interpreta. Fue nominada para la 31ª edición de los GLAAD Media Award, que otorga la distinción a producciones con un enfoque inclusivo de la comunidad LGBTTT en la categoría de mejor película de televisión. No te pierdas los sucesos que marcaron a esta increíble mujer.


¿Qué es la terapia de conversión?

La terapia de reorientación sexual consiste en una serie de métodos pseudocientíficos enfocados al cambio de la orientación sexual de personas homosexuales y bisexuales para convertirlos en heterosexuales o eliminar o disminuir sus deseos y comportamientos homosexuales. Incluye modificación del comportamiento, terapia de aversión, psicoanálisis, oración y consejo religioso.

Esta práctica está estrechamente relacionada con el movimiento exgay, que es más explícitamente religioso. Los grupos de exhomosexuales tienden a concentrarse en evitar actividades homosexuales y secundariamente en cambiar la tendencia subyacente.

La Asociación Estadounidense de Psicología condena estas terapias que intentan cambiar la orientación sexual de los pacientes, indicando que hay grandes probabilidades de que los pacientes sufran depresión y tendencias suicidas.

Declaró que los psicólogos y demás terapeutas no deben decirles a sus clientes homosexuales que pueden convertirse en heterosexuales a través de terapia u otros tratamientos ya que no existe evidencia sólida de que esto sea posible. Estas declaraciones fueron realizadas luego de una investigación que duró dos años y en las que participaron sus 150 mil miembros.

0 vistas