top of page

Reflexión saludable para cerrar el año


POR: Por Marien Garza, Miembro del Consejo Consultor de Nutriólogos de Herbalife Nutrition


Muchos de los diarios de circulación nacional, para estas fechas, hablan de las estimaciones de ganancia de peso de los mexicanos durante la época navideña y de año nuevo.


Me di a la tarea de ahondar en la literatura científica, y encontré que existen estudios que respaldan el hecho de que es la temporada, en donde a nivel mundial, se gana más peso.


Algunos resultados, de estudios longitudinales de seguimiento del peso, muestran que cada año, en promedio, la población, gana una pequeña cantidad de peso (0.4-1 kg).


Pero en el periodo decembrino en particular, pueden existir aumentos constantes de peso, que, a lo largo de una década, pueden acumular en el individuo, desde 5 hasta 10 kg extra de peso corporal total.


La reflexión sería entonces, ¿a quién le importa ganar unos cuantos kilogramos de más durante la Navidad, si es solo una vez al año?

El problema es que, a menos que nos dediquemos a perder después esos “kilitos extra” que sobran de Navidad (o cualquier otro día festivo), estos, no se van a “derretir mágicamente”, como muñecos de nieve. Serán parte de ese aumento interminable e incontrolable año tras año. De nosotros depende que esto no ocurra.


Y aquí quiero continuar con la reflexión tan importante, no estoy recomendando que se lleve a cabo un régimen de restricción o conteo calórico durante la Navidad o las fiestas, la recomendación más importante es la planeación durante esta temporada, que permita continuar nuestros buenos hábitos.


En alguna otra ocasión, he mencionado lo importante de empezar y mantener un estilo de vida saludable. Y esa es mi idea para compartir, en este cierre de año. “Tomar decisiones acertadas, que nos lleven a lograr hábitos saludables”.

Muchas son las perspectivas de lo que implica tener un estilo de vida saludable, para mí es:


ü Una dieta correcta: que incluya todos los grupos de alimentos.

ü Suplementación personalizada: de acuerdo con las necesidades individuales.

ü Descanso efectivo: sueño reparador y actividades de relajación y recreación.

ü Realización de actividad física: evitar el sedentarismo, practicar algo de ejercicio o incluso una actividad deportiva.

ü Hidratación: valorando el agua natural.

Y por supuesto, cultivar la gratitud y ser feliz. Todos los días, toda la vida. Felices fiestas.


“Cuida tu cuerpo, es el único lugar que tienes para vivir” Jim Rohn

Comments


bottom of page