top of page

Alessandros Racing logra top-10 en la Challenge


La carrera en el Súper Óvalo Potosino, resultó ser una prueba llena de accidentes donde las banderas amarillas fueron las invitadas recurrentes a lo

largo de la competencia. Pero a pesar de esas complicaciones, el equipo Alessandros Racing, se colocó dentro del top-10 gracias a su piloto Eliud Treviño, a bordo de su auto #26 de la categoría

Challenge.


El equipo Alessandros Racing, con la piel de Heraldo Media Group, Grupo Andrade, Grupo Santana Vega, Fipresta, Global Jet Set, Gestomex y Symetry, tuvo cinco autos en pista durante este fin de semana: Rubén Rovelo en el auto #28 dentro de la NASCAR México; Eliud Treviño (auto 26) y Marco Marín, al comando del #63, ambos dentro de la NASCAR Challenge, además de Ricardo Elizondo y Enrique Ferrer en la Trucks México Series.


El experimentado Rubén Rovelo peleó por los primeros lugares desde el momento en que apareció la bandera verde. En la parte inicial de la carrera, estaba dentro del top-10, su ritmo era constante y por momentos se colocó en la quinta posición durante el primer stage, y solo esperaba su momento para atacar la punta para el cierre de carrera.


Al término del primer stage, Rovelo se colocó en la P8 . Desafortunadamente para Rubén, se vio envuelto en uno de los accidentes y tras un contacto perdió importantes posiciones, que, a pesar de su gran esfuerzo para recuperar terreno, el tiempo fue su principal enemigo y sólo le alcanzó para llegar en la P13 de la categoria principal.


“Tuvimos una carrera muy complicada debido a las constantes banderas amarillas, incluso la bandera roja que se generó por cuestiones ajenas a lo que ocurría dentro de la pista, desafortunadamente salimos afectados por un contacto, por ahí un piloto comete un error en el cambio de velocidad y yo ya no pude evitar el alcance, eso afectó todo el balance del coche, perdimos mucha aerodinámica y la oportunidad de pelear por el podio. Nos vamos con un sabor agridulce porque teníamos un gran auto y eso nos da un poco de tranquilidad a pesar de no obtener el resultado deseado”, dijo Rovelo.


Por su parte, Elliud Treviño de manera inteligente supo superar los trabucos que se presentaron en la pista potosina, donde el calor abrasivo fue un jugador más que se unió a las excesivas pausas causadas por accidentes que cortaron el ritmo y que obligaron al control de carrera a terminar por tiempo y no cumplir las 200 vueltas pactadas originalmente. El piloto del #26, se mantuvo en la pelea y tras un manejo impecable y alejado de los constantes accidentes, cerró la competencia en

la P7 dentro de la NASCAR Challenge.


“Estuvimos peleando en todo momento para colocarnos entre los primeros sitios, no fue una carrera fácil, las banderas amarillas nos cortaban el ritmo y a pesar de eso, los roces entre coches no bajaban, la clave fue alejarnos de esos problemas y centrarnos en avanzar, mostramos un buen ritmo, pero hay cosas por mejorar y seguro en la próxima fecha tendremos mejores resultados”, señaló Treviño.


Por su parte, Marco Marín, del auto #63, también resultó afectado por los contactos y aunque tuvo que ingresar a fosos, regresó a pista y cerró la carrera en la P11.

En lo que se refiere a las Trucks, el piloto de la camioneta #55, Enrique Ferrer, tuvo un excelente día de prácticas y calificación. En la primera oportunidad de rodar en el trazado potosino, el experimentado piloto se colocó en la cuarta posición, a pesar de ser su primer contacto con la camioneta.


Su buen manejo y experiencia, salió a relucir en la siguiente ronda de prácticas, en donde mejoró los tiempos para ubicarse en la tercera posición, mismo sitio que obtendría en la calificación.


Ya durante carrera, lamentablemente un contacto le quitó toda posibilidad de conseguir un buen resultado, sin embargo, Ferrer y Alessandros Racing demostraron que serán protagonistas a lo largo de la temporada.


Por su parte, el piloto regiomontano Ricardo Elizondo de la Truck #07 también se vio involucrado en un accidente, provocando importantes daños en su camioneta y obligándolo a abandonar la pista.


La próxima cita de la NASCAR México Series y Trucks México series, será el 14 de abril en el Súper Óvalo Chiapas.

Comments


bottom of page