top of page

Abuelitos y Adultos Mayores: Cómo vivir plenamente y en armonía


Los adultos mayores son una población muy importante para la sociedad ya que representan sabiduría, valores, experiencia, apoyo y amor. En México, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (ENOEN), para el segundo trimestre de 2022 se estimó que había 17 millones 958 mil 707 personas de 60 años y más, lo que representa el 14 % de la población total del país.

Para muchos adultos mayores su día a día consiste en diversas actividades rutinarias como tomar el desayuno en casa o salir a caminar al parque en donde han llegado a convertirse en una categoría especial, considerados como ciudadanos de segunda clase en la mayoría de los casos, olvidados en el tiempo y el espacio ante un mundo que avanza aceleradamente, que no se detiene, implacable y algunas veces, indolente.

Estas personas de la tercera edad (los abuelitos, como se les llama coloquialmente) que llevan en su corazón la pesada carga de creer y sentir que han dejado de ser útiles a sus familias, a sus comunidades, a la sociedad a la que pertenecen y a la cual, en otro tiempo, le dieron sus mejores años. Una carga que, si no la comparten, procesan o asimilan, termina por doblegar su ánimo, su esperanza y finalmente su espíritu, sumado al detrimento en la calidad de vida que muchos de ellos experimentan.

La población adulta ha crecido en los últimos años y en el 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicaba que la población de la tercera edad habría alcanzado la cifra de 1,400 millones a lo largo y ancho del planeta. En el año 2030 una de cada seis personas en el mundo tendrá 60 años o más y se espera que para el 2050, el porcentaje de los habitantes del planeta mayor a 60 años llegará a ser del 22%, estimando que el 80% de ellos vivirá en países de bajo o mediano ingreso.

Ante una población adulta mayor en franco crecimiento, existe una valiosa herramienta de acompañamiento para promover el crecimiento y desarrollo personal llamada Coaching, que tiene el potencial de convertirse en un instrumento de gran utilidad y apoyo como aliado clave en esta etapa de la vida.

Julissa Sánchez, coach de vida, certificada por ICF, señala que: “muchas personas se pueden llegar a beneficiar ampliamente del Coaching, incluidos los adultos mayores, nuestros abuelitos, quienes a través del Coaching Gerontológico (especialización enfocada en esta población) pueden comprender cómo envejecer desarrollando y manteniendo una buena calidad de vida, además de ayudarlos a asimilar de mejor manera el presente y descubrir cómo pueden verlo a través del lente de las oportunidades para seguir creciendo, para vivir en plenitud y con una actitud positiva”.

Julissa agrega que “los declives que produce el envejecimiento pueden ser compensados haciendo que las posibilidades de crecimiento personal duren toda la vida. Por medio del Coaching, se puede aprender a envejecer de formas que resulten más gratificantes y enriquecedoras”.

Un proceso de Coaching claramente definido y articulado puede ser de gran valor para las personas de la tercera edad, puesto que les permite evaluar y diseñar rutas de acción para poder gestionar con asertividad cosas tan sencillas pero a la vez importantes como su tiempo libre (que en esta etapa aumenta significativamente), así como temas relacionados con el manejo de sus temores, con su nivel de autoconfianza, así como con el desarrollo de habilidades y recursos para la resolución de conflictos e inteligencia emocional, entre otros.

Envejecer no es algo que debería reducir las posibilidades de continuar creciendo y aprendiendo en la vida. Envejecer con dignidad debe ser el resultado de un proceso de reflexión y autoconocimiento profundo, donde cada paso que dé un adulto mayor en el camino de la tercera edad, le permita seguir auto descubriéndose, reinventándose y encontrando formas creativas e innovadoras de enfrentar la vida con alegría, positivismo y entusiasmo, porque al final de cuentas, se trata de buscar la felicidad en todas las etapas de nuestra vida.

El Coaching sin duda es un instrumento verdaderamente útil que aporta un gran valor para apoyar a los adultos mayores en su proceso de envejecimiento, y la mejor noticia es que está disponible, al alcance de todos.

Comments


bottom of page