Oro rojo, verde y gris - Conoce todos los tonos de este metal


POR: TB


Seguramente cuándo estas por elegir el tono de oro en una pieza de joyería, a tu mente pueden venir 3 opciones amarillo, blanco y rosa, pero, ¿sabías que existen dos o tres más? Si quieres saber cuáles son y algunos consejos para elegir el que vaya mejor con tu

estilo, PIMP, marca especializada en diamantes “Fancy” y “Salt & Pepper” te comparte todo lo que

debes saber:


Para iniciar, debemos saber que “el oro”, es un metal blando y maleable por lo que utilizarlo en su estado más en joyería no es lo más óptimo por ser demasiado blando. En su lugar se mezcla con otros metales para obtener una aleación más fuerte y duradera, y dependiendo del metal y la proporción con el que se mezcle, se obtiene un color u otro. Así que, dependiendo de la proporción de oro puro que se utilice y el metal con el que se mezcla se define el color final de la aleación.


 Oro Amarillo. Es el color del oro puro. Si es de 22 K, su composición es: oro al 91,67%, 5% de plata, 2% de cobre y 1,33% de zinc. Sin duda, es el color más tradicional en nuestro país. Es un tono cálido, que combina perfectamente con cualquier tono o estilo de piedra. Podríamos decir que la opción más clásica de todas.


 Oro Blanco. Es una aleación de oro y algún otro metal blanco, por lo general níquel, manganeso o paladio. El oro blanco se comercializa generalmente en 14 o 18 quilates, que consta de 75% de oro puro, y normalmente un 16% de paladio y un 9% de plata pura. En contraste, el oro blanco tiene una tonalidad fría y por ende, combina mejor con piedras en tonos azules o aspectos menos cálidos.


 Oro Rosa: Este metal está compuesto de un 75% de oro puro, un 20% de cobre que le da este color tan característico y un 5% de plata. Las joyas compuestas de oro rosa tienen un carácter mucho más atenuado que las joyas realizadas en otro tipo de oro, manteniendo un balance entre lo cálido y el brillo.


 Oro Rojo: Más allá de los conocidos tres tonos del oro, también podemos encontrar el

rojo, un tono más elegante, fuera de lo común y único. Su color rojizo procede de los 250 gramos de cobre que se mezclan a los 750 gramos de oro fino de su composición.


 Oro Beige: Inventado por Chanel hace unos años, este tono podría estar entre el oro rosa y el rojo, y aunque es uno de los menos populares, es un color hermoso que brinda toques de amarillo pálido. 


Estos son los más comunes, sin embargo, podemos encontrar tonos en oro gris y oro verde, sí, hasta verdes. Así que, la próxima vez que estés por elegir o diseñar una pieza desde cero, ten en cuenta que puedes jugar con más de los 3 colores que conocías.