OPPO une esfuerzos con Sony para crear el IMX 709, el mejor sensor para selfies


POR: TB


OPPO, fabricante líder mundial de teléfonos inteligentes, ha anunciado que el próximo OPPO Reno7 incluye una cámara frontal impulsada por el sensor Sony IMX709: el sensor exclusivo desarrollado conjuntamente por OPPO y Sony. Esto viene junto con el anuncio del próximo evento de lanzamiento de la marca, programado para el 7 de julio de 2022, en la Ciudad de México.

El ultrasensible sensor IMX709 fue co-diseñado por OPPO y Sony con una inversión de más de 15 millones de dólares, involucrando a más de 300 ingenieros, presentando 87 patentes y 3 años de intensiva y colaborativa I + D. A primera vista, este sensor de 32MP permitirá a los usuarios capturar hasta un 60% más de luz y reducir el ruido en las imágenes en un 35% gracias a la tecnología RGBW de nueva generación, incorporando píxeles de detección de blanco en el sensor para capturar más luz y procesarla con su IA y su revolucionario algoritmo Quadra Binning, haciendo posible el aumento de la precisión y la sensibilidad.


"Estamos muy orgullosos de haber colaborado con Sony para desarrollar un sensor personalizado para satisfacer las necesidades y requerimientos de nuestros usuarios para tomar selfies: el increíble sensor IMX709, codesarrollado por OPPO y Sony", dijo Pablo Tapia, CMO de OPPO. "Los usuarios mexicanos ahora tendrán resueltos sus problemas al tomar selfies con el próximo Reno7, un potente dispositivo no solo como teléfono inteligente, sino también como cámara". El Sony IMX709 está fabricado con un proceso de 22nm, y contó con la colaboración de OPPO y Sony como fabricantes de chipsets.


Esto permite un aumento del 330% en el volumen de los transistores, una precisión de fabricación de 45% mejor y un 30% menos de consumo de energía para una vida prolongada de la batería. El IMX709 es el primer sensor frontal del mundo en un teléfono inteligente que incluye la tecnología Digital Overlap High Dynamic Range (DOL-HDR) en el nivel de hardware. Esta tecnología está enfocada a aumentar el contraste y la sensibilidad entre las áreas con poca luz y alta iluminación en una imagen, para equilibrar las fotografías y crear imágenes únicas con una calidad asombrosa.