¿Bebé en camino? 5 recomendaciones para adquirir pronto una nueva casa


POR: TB


Al comenzar una vida en pareja es común elegir un hogar con características que respondan a las necesidades del momento. Se priorizan espacios pequeños y se designan habitaciones para actividades recreativas como pequeños gimnasios, oficinas o espacios para meditar; sin embargo, todo cambia cuando la familia crece y un bebé viene en camino.

El nacimiento de un nuevo integrante de la familia no sólo trae alegría y felicidad para los papás, también representa una serie de modificaciones en las rutinas y en el entorno que se habita. Hay quienes optan por adecuar el espacio; mientras que otros prefieren adquirir un inmueble más grande, confortable e ideal para esta nueva etapa.

Para quienes están en la dulce espera y planean cambiar de hogar, pero sienten que el tiempo avanza muy rápido, Castia, empresa de tecnología financiera e inmobiliaria que permite comprar una propiedad nueva antes de vender la que se habita, comparte cinco recomendaciones para tomar la mejor decisión en el cambio de hogar, mientras disfrutan esta nueva etapa de ser papás.

  1. Definir objetivos. Adquirir una nueva propiedad representa también la oportunidad de acrecentar el patrimonio familiar. Antes de tomar una decisión, es importante analizar las opciones disponibles en el mercado y revisar qué características le gustarían a la familia; por ejemplo: si se prefiere una casa o departamento, la nueva ubicación, algunas medidas de seguridad al interior, el ambiente exterior, tamaño, número de cuartos y distribución del espacio; por mencionar algunas.

Tip. Es importante pensar a un mediano y largo plazo; es decir, tener conciencia que por ahora llega un bebé, pero que crecerá y en breve se tendrán en mente otras características como las escuelas cercanas.

  1. Planear los gastos. Con la llegada del bebé es fundamental llevar una planeación financiera y contemplar desde la compra de artículos para su cuidado hasta el parto. Si a esto le sumamos la adquisición de una nueva casa, no hay que pasar por alto los gastos que se tendrán con el nuevo inmueble, así se podrá visualizar el panorama completo para medir la capacidad económica. No hay que invertir una fortuna, ni agregar grandes deudas; basta con llevar una buena educación financiera.

Tip. No hay que caer en emprendimientos apresurados o gastos sin previo control. Comprar una casa nueva necesita total transparencia y realidad en la proyección de sus ingresos. Incluso, si aún no lo han aplicado, una opción es pensar en un crédito mancomunado.

  1. Buscar la asesoría de aliados expertos. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), el tiempo promedio para la compra-venta de un inmueble en México es de 4 a 6 meses, este lapso se puede prolongar hasta dos años si no se cuenta con los documentos en regla, si no hay una adecuada promoción de la casa en venta o si no existe un plan de acción. Buscar aliados es la clave, pero ojo, existen al menos tres puntos a tomar en cuenta para estar seguros de ir con la mejor opción.

Tip: Verifica la identidad de los expertos, pueden incluso estar certificados y formar parte del catálogo de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI); pero hay que investigar su experiencia. Ambos puntos no deben ser difíciles de encontrar si se habla de una persona o empresa con transparencia. Evaluemos a conciencia su propuesta, porque las compras por debajo del costo promedio no son ofertas de confianza. Es importante no dar, ni confiar cuando piden pagos por adelantado”, asegura Eduardo Restrepo, CFO y cofundador de Castia.

  1. Conoce tus opciones. El auge de las proptech y fintech genera propuestas que, en estos momentos de ir contra reloj, son de gran ayuda. Existen opciones que incluso apoyan al propietario a comprar y mudarse a su nueva casa, de forma inmediata, aún sin vender la actual.

Tip: Buscar estas opciones puede ahorrar mucho tiempo, además de que permite cuidar el dinero y la salud mental, pues el estrés queda de lado, y ¡no olvides! coteja la confiabilidad de las opciones que consideres.

  1. No precipitarse. Se estima que la venta de un inmueble por lo menos requiere 10 meses, este lapso puede ser menor si el vendedor acepta una oferta por debajo del valor de la propiedad. No te precipites, debes recibir el precio justo por tu vivienda.

Tip: Conoce el precio real de tu propiedad en el mercado, puedes utilizar servicios de valuadores profesionales, así como el apoyo para realizar la venta en el menor tiempo posible, sin castigar el precio de venta.

“En Castia apalancamos el capital generado a través del inmueble que se quiere vender y préstamos la cuota inicial de una vivienda nueva. Al garantizar la emisión de la hipoteca y al instalarse en un nuevo hogar, ofrecemos la antigua casa al mercado y, si no se vende en 6 meses, compramos directamente la propiedad, por lo que eliminamos así el riesgo o incertidumbre del proceso”, agrega Restrepo.

La estabilidad familiar no tiene precio y la paz mental tampoco, disfrutemos del proceso de construir un nuevo hogar y demos rienda suelta a las ilusiones, dediquemos tiempo a seleccionar la nueva propiedad y dar check a la lista de deseos, pues será nuestro hogar por los próximos años y es clave encontrar la mejor inversión para cada uno.