Reconocen a les campeones de salud México por derribar estigmas en torno al VIH


POR: TB


Inspira Cambio A.C., en asociación con la IAS, Sociedad Internacional del SIDA, honra hoy a Iliana Pérez, Verónica Valencia, Javier Badillo y a Carlos Ahedo como Persona

Campeona Proveedora de Salud.


Este distinguido reconocimiento celebra a las personas proveedoras de salud de todo el mundo que brindan servicios de prevención, tratamiento y atención del VIH de calidad a

poblaciones clave, a menudo enfrentando el estigma. Este año los reconocimientos se otorgan a profesionales de la salud de Brasil, México, Hong Kong y Taiwán.


La campaña "Mi persona proveedora de salud y yo" está impulsada por poblaciones clave afectadas por el VIH, como una oportunidad para reconocer las contribuciones de las personas proveedorass de atención médica que han marcado una diferencia tangible en sus vidas. Ileana de los Ángeles Pérez. Trabajadora Social, CAPASITS Ticul. Yucatán. “


“La primera vez que me tocó atender y explicarle a un adolescente que había salido reactivo a VIH y ver su reacción al ponerse a llorar y decirme que cómo iba a vivir así, que su familia no lo iba a entender y que estaba solo y no sabia que hacer, me di cuenta de todas las situaciones difíciles por las cuales atraviesan y me pregunté: ¿qué haría si yo estuviera en esa situación? Así que me empape más en los temas y me gustó tanto que trate de aprender más cada día, lo ayudé en todo su proceso desde aclararle

dudas y poder compartir su diagnóstico hasta llegar a ser atendido en el CAPASITS y fue muy grato darme cuenta que podía contribuir en mejorar la calidad de vida de las personas que viven con VIH.”


Verónica Valencia. Psicóloga, Clínica Especializada Condesa. Ciudad de México.

“He tenido la oportunidad de poder acompañar a personas en su diagnóstico y ver cómo evolucionan en su proceso de aceptarse y como siempre me permito decirles “transformar el veneno en remedio”; y al tiempo ver como regresan a decir gracias y como han mejorado o que se encuentran en tratamiento, para mi es hacer que valga cada día.”


Carlos Ahedo. Enfermero, Yaaj México. Ciudad de México “Tengo una relación personal con el VIH, ya que desde hace 6 años sé que vivo con él, con esto me di

cuenta que mi sola formación profesional no me alcanzaba para comprender el fenómeno del VIH y que como yo, el resto de profesionales de la Salud no cuentan necesariamente con los saberes y la sensibilización para la atención digna de personas con VIH, fue ahí cuando decidí hacer la diferencia y profesionalizarme en relación a la atención comunitaria del VIH con una mirada social, sin dejar atrás los saberes científicos clínicos que acompañan al ejercicio profesional, primero como una forma de poder crear herramientas propias para enfrentarme a mi nueva realidad, pero también para convertirme en la clase de proveedor de la salud que me gustaría encontrarme no solo como paciente, sino como par y como profesor.


Es por ello que desde mi trabajo como enfermero de comunidad (Centro de salud T-lll en CDMX), como profesor (ESEO, IPN) y como promotor comunitario en temas de VIH (Yaaj México) ha sido mi estandarte la reflexión de la facultad que tenemos para incidir en nuevas realidades para las personas con VIH y lograr realmente brindar las herramientas para la construcción de la autogestión de la salud.”


Javier Martínez Badillo. Médico, Red Mexicana de personas con VIH. Ciudad de México.

“Sé que es importante conectar con los pacientes para que ellos se sientan en confianza y respetados.


Atender sin estigma también consiste en dialogar en profundidad con el usuario o la usaria de los servicios que se ofrecen en la RED. Yo soy un intermediario, un facilitador de la sanación no sólo física, sino también emocional, por eso considero que el diálogo es central no sólo para conocer el malestar físico de la persona, sino también para adentrarme en su dimensión afectiva.


Atender sin estigma implica partir de la premisa que puedo ayudar a sanar con mis manos, mi corazón y mis conocimientos. Atender sin estigma es hacerlo desde relaciones horizontales impregnadas de la conexión de dos almas: la del

prestador de salud y la del paciente.”


"Solo al abordar el estigma dentro de los entornos de atención médica podemos realmente lograr la eliminación del VIH para 2030. Este Día de Cero Discriminación, esperamos que al arrojar luz sobre el increíble trabajo de los profesionales de la salud, otros se animen a brindar servicios seguros y libres de estigma”, dijo la presidenta de la IAS, Adeeba Kamarulzaman.


"En esta campaña, celebramos a las personas proveedoras de salud locales que han impactado positivamente a las personas que se acercan a sus servicios.. Empoderar a las personas proveedoras de atención médica para que tengan conversaciones y compartan información crítica tanto con las personas que viven con el VIH como con las que son vulnerables a contraer el VIH es no sólo importante, sino necesario. Debemos aumentar el número de pruebas de detección y asegurar una buena adherencia al

tratamiento de quienes ya viven con VIH.


El impacto de las relaciones que se establecen entre las personas proveedoras de salud y les usuaries/pacientes es importante tanto para la prevención del VIH como para lograr su eliminación en nuestro país”, dijo Pablo Caisero, Coordinador de la convocatoria Mi persona proveedora de salud y yo en México.


Lanzada en 2015, la convocatoria Me & My Healthcare Provider promueve las mejores prácticas en la prestación de servicios de salud defendiendo a les trabajadores de atención médica de primera línea que brindan prevención, tratamiento y atención del VIH de calidad, a menudo frente a leyes discriminatorias, tradiciones estigmatizantes y sistemas de creencias. En 2021, con el apoyo de Gilead ciences, la IAS amplió la campaña Me & My Healthcare Provider a dos lugares de Asia: Hong Kong y Taiwán, y

continuó el programa en dos lugares de América Latina: Brasil y México.


Los campeones de la salud y sus nominadores serán invitados a unirse a AIDS 2022, la 24.a Conferencia Internacional sobre el SIDA, virtualmente y asistir a una amplia gama de eventos y actividades relacionados con el estigma donde podrán compartir sus ejemplos de mejores prácticas.