Cenotes una fantasía bajo la tierra


Por: Agencia


Yucatán es uno de los estados con mayor cantidad de cenotes en el país y se estima que existen cerca de 3 mil de estos en todo su territorio y solamente alrededor de un tres por ciento de ellos se encuentra abierto al público.


El hablar de cenotes nos evoca inevitablemente un misticismo alrededor de estos lugares debido a su conexión con la cultura maya, ya que para ellos eran considerados portales o ventanas al inframundo en donde se realizaban múltiples rituales, sacrificios y ofrendas ceremoniales para complacer a sus dioses, por ello, año con año muchos turistas viajan para conocer y vivir la experiencia de los majestuosos cenotes de Yucatán.


Uno de los sitios con mayor cantidad de cenotes es en Homún una población ubicada en el denominado “anillo de cenotes”, circunferencia producida por el impacto del famoso meteorito de “Chicxulub”, a 55 kilómetros al sureste de la ciudad de Mérida.  


El Parque Cenotes Santa Bárbara es una de las excursiones que podrás experimentar en este lugar y se trata de la visita a tres cenotes, Cascabel, Cksikín y Xoch, abiertos y semiabiertos de agua dulce, de color cristalino y temperatura agradable.


Al llegar podrás recorrerlo en el “truck” jalado por mulas o bien rentar bicicletas para hacer el recorrido.


Otro de los lugares que no te puedes perder, es la Ruta de Cenotes Valladolid muy cercano al Pueblo Mágico con el mismo nombre, la ruta está comprendida por la visita de hermosos cenotes o santuarios naturales, cada uno con su propio encanto.


El cenote de Sac Aua es, para muchos visitantes, una verdadera joya escondida, para acceder a él lo puedes hacer a rapel o por unas inmensas escaleras de madera. En su interior, encontrarás una especie de isla rodeada por agua dulce color azul profundo en donde podrás nadar o simplemente maravillarte por los gigantescos árboles y su basta vegetación que hay en su interior además, en este espacio podrás encontrar vestigios prehispánicos.


Xcanahaltún es una extraordinaria opción si buscas un lugar poco visitado, admirable por sus aguas cristalinas y por los rayos del sol que se reflejan en su interior, te sentirás privilegiado cuando lo veas por primera vez. Se trata de una bóveda de tamaño colosal de aproximadamente 90 metros de ancho y sus aguas varían de profundidad, su cúpula se encuentra repleta por estalagmitas que se han formado con el paso de los años y en sus paredes podrás apreciar estalactitas que con el paso del tiempo han creado caprichosas formaciones que te dejaran impresionado. En este lugar encontrarás kayacks y chalecos salvavidas que podrás rentar para recorrer cada rincón de este asombroso lugar.


Los cenotes de Agua Dulce y Palomitas cuentan con formaciones rocosas en su interior que los convierten en atractivos sumamente dignos de ser visitados y disfrutados. Sus aguas color turquesa y cristalinas hacen que cierres con broche de oro tu visita.


Durante todo el recorrido podrás encontrar alimentos regionales que son elaborados por manos de los descendientes de los mayas y en el Pueblo de Valladolid encontrarás excelentes sitios donde pasar la noche.


Y para los que disfrutan de actividades subacuáticas en el Cenote de Nohmozon se puede practicar snorkel, buceo y la observación ya que sus dimensiones comprendidas entre 20 metros de ancho y una profundidad máxima de 45 metros, hacen del cenote diferente a otros. Una de las cosas que lo hacen especial es el gran tamaño de su bóveda en la que se pueden apreciar las paredes y los techos con formaciones de estalactitas bellamente iluminadas por la gran cantidad de luz solar que entra y se refleja en sus azules aguas.


Bonus: El cenote de Suytun, cuyo significado es «centro de piedra», se ubica en el Rancho Ganadero-Ecológico Suytun de Fernández y Mendoza, en el kilómetro 8 de la carretera que conecta Valladolid con Puerto Juárez. Cuenta con una pasarela de piedra donde podrás aventarte para nadar en el agua o bien caminar hasta el centro para tomar una de las fotos más bonitas que podrás tener en la Península de Yucatán.


Además, para hacer de tu experiencia más completa puedes alquilar una cabaña que está conectada por un sendero hacia el cenote y cuya renta incluye el uso de la alberca, restaurante y poder visitar a cualquier hora este atractivo.


Ya sea nadando o buceando o simplemente observando, visitar los cenotes de Yucatán te transportarán a un mundo de fantasía bajo la tierra.