Un Kilo de Ayuda para cambiar a México



FOTO: LILIANA HF

Ya comenzó el boteo 2017 para apoyar con “Un Kilo de Ayuda”, campaña que busca la participación y el apoyo de la sociedad comprometida con su país, para que se sumen como voluntarios y voceros de esta noble causa.

Proyecto que busca concientizar y sensibilizar sobre la urgencia de poner atención en los primeros años de vida de los niños, por lo que a través del boteo, se busca generar un sustento para poder brindar ese apoyo que necesitan las personas de bajos recursos, de comunidades indígenas.

Por lo que se dio el banderazo de salida para comenzar con el boteo de este año, en el que se suman distintas celebridades del mundo del espectáculo e internet, entre las más destacadas está el grupo Marconi, quien con directivos de “Un kilo de ayuda”, buscarán unir fuerzas para generar conciencia.

La meta de este año para el Desarrollo Infantil Temprano (DIT), DE 1, 476 niños a través del Modelo Integral para el Desarrollo Infantil Temprano. Boteo que se llevará a cabo al 30 de noviembre del presente año.

Es importante señalar que las personas asignadas para el boteo deberán presentar tres características:

1. Portar playera de un kilo de ayuda

2. Llevar consigo estampas para agradecer el donativo

3. Alcancía para poder ingresar los donativos

Pedro Reverté, Director General de Un Kilo de Ayuda destacó, “somos una gran familia y queremos seguir fomentando esta muestra de amor en mucha más gente, el visitar las poblaciones de escasos recursos, es una experiencia inigualable, de verdad que no hay palabras para describir eso, agradezco a todos los que forman parte de este proyecto”.

“Cada una de las personas y empresas que son parte, saben la importancia de mantener ese espíritu vivo en las personas, todos lo niños que dependen de nosotros y sobretodo, el poder estimularlos de una edad temprana, son el futuro de todo lo que vendrá más adelante”.

Han sido ya cinco años los que “Un kilo de ayuda”, le ha brindado a la población, años que piensan mantener todo el tiempo posible, con la única finalidad de seguir ayudando a quien lo necesita.