top of page

Mindfulness es ciencia y salud


POR: AGENCIA


Tanto la palabra Mindfulness, como su práctica, toman forma hace más de 2,000 años, como parte de la evolución de las tradiciones contemplativas orientales, no obstante, con el desarrollo de la neurociencia actual, los conceptos y beneficios se han comprobado, con evidencia científica que crece exponencialmente cada día.

Haciendo un poco de historia, es en 1979, cuando Jon Kabat-Zinn, profesor en la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts, funda la clínica de reducción de estrés en dicha universidad y en esta clínica, el Dr. Kabat-Zinn comienza a impartir el programa de “Reducción de Estrés Basado en Mindfulness” (MBSR, por sus siglas en inglés), por el cual, a la fecha han pasado decenas de miles de personas.

Este programa, no sólo le dio a Kabat-Zinn el reconocimiento mundial por haber introducido la práctica de Mindfulness al modelo médico en occidente, sino que fue el hito que despertó el interés de la comunidad científica en relación a las prácticas de atención plena y sus beneficios para nuestro bienestar.

Kabat-Zinn define Mindfulness como: “El estado de conciencia que emerge de prestar atención de una manera en particular: deliberadamente, al momento presente, con aceptación y sin juicio”.

Otros autores agregan conceptos como la curiosidad, mente de principiante y compasión frente a la experiencia presente, entre otras.

No importando el autor, todas estas definiciones hablan, de una u otra forma, de la capacidad humana universal de prestar atención a la experiencia directa que, si bien es innata, con los años y por el ajetreo de la vida cotidiana, vamos dejando de lado. Por así decirlo, vamos “olvidando”.

Mindfulness es una forma de estar más atentos al momento presente. Es reconocer lo que está sucediendo mientras está sucediendo, con aceptación, curiosidad y sin juicio. Es entrar en contacto con la experiencia directa, tal cual se va desenvolviendo.

Es decir, prestar atención a aquello que estamos haciendo, sin pensar mucho en eso.

En este sentido, con la práctica de Mindfulness, reaprendemos a vivir nuestra vida con una menor interferencia de las mil y una opiniones con las que nuestra mente nos bombardea todo el tiempo; muchas de las cuales son sólo una perspectiva parcial, y a menudo distorsionada, de lo que en realidad nos está sucediendo.

De esta forma, Mindfulness es una forma de vivir. Es una forma de comprometernos profundamente con nuestra existencia, apelando a las cualidades innatas que todos tenemos.

Es decir, todos nacemos con la capacidad de ser felices, pero, a menudo, se nos olvida. Mindfulness nos ayuda a recordarlo.

Si quieres saber más sobre esta práctica y cómo llevarla a cabo consulta a Tindala, Mindfulness a tu medida, expertos que crearán un programa personalizado con técnicas y herramientas para que aprendas a vivir en el aquí y ahora reduciendo el estrés para tener una vida más feliz y plena.


Comments


bottom of page