top of page

Los Tigres del Norte rugen en la Arena CDMX


POR: HUGO OSORIO


La noche de este viernes Los Tigres del Norte hicieron vibrar la Arena CDMX, en una noche icónica para la agrupación, quienes por más de cinco horas de show, ofrecieron a los más de 15 mil asistentes, un recorrido musical por más de 4 décadas de trayectoria.


Hernán y Jorge, líderes de la agrupación, aprovecharon el momento en repetidas ocasiones para agradecer las muestras de cariño, señalando que se debían a su público y estaban dispuestos a conquistarlos con cada una de sus peticiones musicales.

“Esta noche es para todos ustedes, así que ayúdenos a cantar y a pasarla bien, ya saben que nosotros cantamos lo que ustedes quieran y no nos vamos a ir hasta que el cuerpo aguante”, expresó Jorge.

La noche comenzó y los acordes de "Ni parientes somos", pusieron enseguida de pie al público, tomando a sus parejas, se dispusieron a pasar una noche llena de fiesta y muchos recuerdos.


Los éxitos de Los Tigres, son sin duda de los más coreados en todos lados, traspasando fronteras y conquistando a distintas generaciones, y es que quien no ha cantado al ritmo de “La puerta negra”, “Golpes en el corazón”, “Jefe de jefes”, “La reina del sur” y “La mesa del rincón”;“La banda del carro rojo”, “Pedro y Pablo”, “Pacas de a kilo”, “Señor locutor”, “Que tal si eres tú”.


Como si estuvieran en el verdadero cielo, así es como los cobijo cada uno de los presentes, al momento de encender las luces de sus teléfonos y animarlos al ritmo de cada interpretación. Al ritmo de sus guitarras y acordeón, la fiesta apenas comenzaba y el público coreaba “Directo al corazón”, “El ejemplo”, “La reunión”, “En que fallé”.


“Gracias por estar esta noche con nosotros, nos encanta verlos”, señaló Hernán, visiblemente emocionado de la respuesta que tenían cada que sonaba una canción. Una noche más para la historia de tan distinguida agrupación dentro del género regional mexicano.


Una verdadera fiesta fue la que se vivió, hazaña que repetiría el día sábado en el mismo recinto, y con la fiel promesa de volver a encontrarse con el público, rugieron en todo momento.

Comments


bottom of page