Sup Yoga: La mejor manera de cerrar el año


POR: REDACCIÓN


El mes de diciembre sirve como un excelente motivo para cerrar ciclos, algo que deberíamos hacer cada cierto tiempo para avanzar en el camino de nuestra evolución espiritual. Por eso, puedes aprovechar estas fechas en las que termina un año más para practicar Sup Yoga, una disciplina que conecta mente y cuerpo, gracias a la máxima concentración y esfuerzo que esta práctica requiere.

La idea de cerrar ciclos representa el final de una situación que hemos estado viviendo y que todavía repercute en nuestro presente, limitando nuestra libertad y paz interior. Cerrar ciclos implica múltiples procesos que incluyen el perdón, la gratitud, el amor y la observación atenta de nuestros patrones de conducta que pueden relacionarse con aquello que se quiere dejar atrás.

La idea es analizar nuestro año y deshacernos de apegos que nos mantienen en ciclos a los cuales ya no pertenecemos, creando una barrera para disfrutar el presente que es no solo o más valioso sino lo único que realmente tenemos, lo que llamamos “aquí y ahora”.

El Sup Yoga es un tipo de yoga originario de California, se practica en el agua sobre una tabla similar a las que se utilizan en el paddle surf, llamada paddle board yoga. Esta disciplina es una combinación entre Stand Up Paddle y Yoga, estas dos actividades interactúan a la perfección, ya que al salir del mat tradicional y practicar los asanas sobre una tabla en el agua, le da a la practica una carga de resistencia física, elevación de la concentración.

Yoga Flowt es el primer estudio en CDMX que ofrece ir a tomar una clase de Sup Yoga con frecuencia y en forma, con un instructor especializado, con equipo adecuado, en instalaciones deportivas y que permita, integrar a este tipo de Yoga, que es completamente diferente, a otras actividades y disciplinas deportivas que se realicen.

La principal diferencia entre practicar sobre el agua, con una tabla y no en la tierra con un mat es la inestabilidad y el cambio de elemento sobre el cual nos estamos apoyando. Lo que intensifica la actividad y lo hace un ritual perfecto de cierre de ciclos. “Aquí somos nosotros los que estamos haciendo tierra en medio de la inestabilidad. Al practicar sobre la tabla, nada sucede en automático, se activa un estado más consciente, de aquí y ahora. Coordinar el cuerpo y enfocar la mente en lo que se está haciendo.” comentó Adriana Romandía, fundadora e instructora de Yoga Flowt.

El tipo de yoga que se practica sobre la tabla es hatha tradicional. El secreto para encontrar nuestro propósito y dejar ir lo que ya no va con nosotros, es simplemente llevar la práctica como se vaya desarrollando, escuchar al cuerpo y entender los mensajes que nos da. Nos movemos lentamente, respirando, quedándonos en las posturas y brindando todo el apoyo necesario para poder ser y estar. El plus que ofrece Sup Yoga es el estar en un medio noble y de bajo impacto como es el agua. Esta versión de yoga es muy completa y favorable para el organismo, pues además de ayudarte a conseguir un físico más fuerte, contribuye a que la mente esté en equilibrio. El cierre de la clase es lo más delicioso, lo más nutritivo y amoroso, se termina en postura de «shavasana» acostado sobre la tabla y siendo mecido por el movimiento del agua, integrando todo lo aprendido, dandonos tiempo de descansar por el camino andado, respirar y dejar que todo lo que ya no fluye con nosotros se libere.

Cerrar un ciclo no significa olvidar, sino observar lo sucedido y comprender quién soy a partir de mis relaciones con los demás, ya sea personas, trabajo, situaciones y a partir de esto descubrir la evolución que nos está proponiendo cada suceso.