top of page

Protege tu piel de los rayos del sol


POR: LILIANA HERNÁNDEZ


Estamos en la temporada donde los rayos del sol están a su máxima capacidad, por ello, es importante proteger nuestra piel en todo momento.


Y nada mejor como el uso de bloqueador solar, para proteger nuestra piel de los fuertes rayos del sol. Su uso, nos ayuda en hasta un 50% de contraer cáncer de piel, sin darnos cuenta, a diario estamos expuestos a contraer dicha enfermedad con tan solo poner un pie en la calle.


El uso de bloqueador debería convertirse en una rutina de uso diario, y porque no, hacerlo parte de nuestra rutina de skincare, así que aquí te compartimos algunos datos importantes y vitales para el cuidado de la piel en estos días soleados.


¿Cómo proteger la piel del sol?


En verano, gran parte de nuestro cuerpo está expuesto al sol por lo que el cuidado de la piel se vuelve extremadamente importante, te recomendamos incluir un protector solar o utilizar un hidratante que tenga factor de protección solar cada mañana, tarde y noche, como parte de tu rutina de skin care y corporal.


● El protector solar debe contar con un factor de protección 50+ que evite la penetración

de rayos UVA y UVB en pieles expuestas al sol.

● Elige un bloqueador que sea hipoalergénico, adecuado para el cuerpo y el rostro,

recomendado por dermatólogos, que sea resistente al agua, para que no se elimine al

contacto con alberca en caso de que tus vacaciones sean en playa

● Aplica de forma abundante y uniforme sobre zonas expuestas al sol, 20 a 30 minutos

antes de la exposición.

● ¡No te olvides de hidratar tu piel! esto evitará la resequedad que ocasionan los

cambios de temperatura.

● Bebe suficiente agua

● Y recuerda…¡Aplica en todos lados, si hasta en las orejas, brazos, cuero cabelludo y

piernas! ya que son los lugares en donde el cáncer de piel puede presentarse con

mayor frecuencia, en forma de manchas irregulares o protuberancias.


El Protector Solar de Laboratorios Serral es tu acompañante ideal y con factor maxi

protección, previene la presencia de quemaduras, arrugas, pérdida de elasticidad,

fotoenvejecimiento y riesgo potencial de cáncer de piel.

bottom of page