Remmy Valenzuela hizo sonar su acordeón


Por: Samuel Escobar


La noche de este viernes se torno muy al estilo del acordeón del cantante Remmy Valenzuela, quien en menos de un año, se presentó por segunda ocasión en el Auditorio Nacional, aunque en esta ocasión el recinto lucía un poco vacío, no fue impedimento para que pusiera a bailar a los más de 6 mil presentes.


La velada dio inicio en punto de las 20: 30 horas, donde Remmy con un saco blanco, cautivo a cada uno de los presentes, que en su mayoría eran mujeres, y quienes desde que puso un pie en el escenario, no duraron en corear “Jardín olvidado”, “Se va muriendo mi alma”, “Mentí”, “Sentimientos de cartón” y “Por que te vas de mi”.


Cada una de las personas comenzaba a tomar a su pareja y ponerse en ambiente, por lo que el también llamado "Principe del acordeón", estiro a tope su instrumento para ponerlos a bailar con “Telegrama”, “Como estás tú”, “Cosas del amor”, “Te toco perder”, “Te invito”, “Chicas en tanguita” y “Auto rojo”.


Y ya el público entonado, comenzó a elogiarlo en todo momento y no dejaron de corear un solo tema, por lo que Valenzuela agradeció diciendo, "todas las noches han sido especiales, no ha sido difícil llegar aquí por segunda vez y espero sigan siendo muchas más. Estoy agradecido por la gente que nos quiere; yo creo mucho en los sueños y oportunidades, hoy quiero compartir el escenario con Carolina, ella está soñando y se que va a llegar muy lejos”, mencionó Remmy, al dar paso a “Loco enamorado”, “Que me vas a dar si vuelvo”.


Con esa energía y entusiasmo, la banda sinaloense se hacía presente en el escenario, mientras Remmy se cambiaba de vestuario para dar continuidad con "Oasis de amor”, “El sinaloense”, “Espero con ansias”, “Mentiras”, “La casa rabia”, “La suavecita” y “Oiga usted”.


Mucho baile y diversión, fueron los elementos principales de la noche, además de que en repetidas ocasiones, se acercaba a la orilla del escenario para saludar a sus fanáticos, quienes aprovechaban para tomarse la selfie, tomar videos, tocarle la mano y mandarle muchos besos.


“Acá entre los”, “La diferencia”, “Mi gusto es”, “A lo grande”, “Mi nuevo amor”, “María Fernanda” y “La culebra”, formaron parte del recorrido musical que se prolongo al filo de la media noche, y la gente, seguía con ganas de cantar y bailar, por lo que el intérprete debía complacer a cada uno de ellos.



La noche siguió y antes de culminar, vibraron con grandes clásicos como “Mi princesa”, “Caricias clandestinas”, “Porque me ilusiónales”, “Por un beso”, “Nadie” y “Te olvidare”, así se despidió el sinaloense, quien prometió regresar a dicho recinto.


0 vistas