Regresa de una gira por Uruguay y Argentina,y trae nuevo videoclip el cantante Matías Ferreira



  • La filmación tuvo locaciones en Buenos Aires y Colonia del Sacramento e implicó la selección y actuación de 130 artistas, entre bailarines y acróbatas

El uruguayo Matías Ferreira viajó, además de miles de kilómetros de distancia, dos siglos al pasado para filmar el segundo videoclip de su carrera como cantante solista. Después de “Baila”, que en YouTube tiene ya más de 60 mil reproducciones, el actor, modelo y cantante decidió volver a sus raíces: viajó a Colonia del Sacramento, una población del sur uruguayo que conserva su imagen desde hace tres siglos.

Ferreira caminó por las casas coloniales de la Calle de los Suspiros como parte de esta nueva producción, que implicó el trabajo de 50 artistas (entre bailarines, actores, acróbatas y modelos) y cuyo rodaje requirió un recorrido de muchos kilómetros, porque se realizó tanto en el poblado de Uruguay como en la cosmopolita Buenos Aires, Argentina.

Así que, para Ferreira, quien actualmente vive en México, el viaje significó no solamente un reencuentro con su infancia, también con los inicios de su carrera.

“La vida me ha sorprendido. Trabajé muchísimo en Argentina. Hice muchos musicales y después tuve la posibilidad de irme a México y luego a Europa”, explica Ferreira, quien tiene una explicación para la rapidez con que ha conseguido su anhelo de ser actor. “He viajado muchísimo estos años. Si me pongo a pensar en el lugar en el que estoy ahora, tal vez la única explicación es que tengo muchas ambicione”.

En Buenos Aires aprovechó para reencontrarse con viejos amigos y promover “Baila”. Fue ahí también donde se realizó la pre producción del segundo video. “Para la filmación de las escenas la productora Rigmamusic realizó un casting abierto en la que yo mismo participé, junto con el productor Rigoberto Montijo para elegir al talento. Fue un casting muy concurrido, mucho talento se presentó”, recuerda Ferreira.

Tras una prueba de dos minutos (en los que los aspirantes, unos 300, interpretaron una coreografía), Ferreira y Montijo eligieron a más de 130, quienes fueron caracterizados por Pablo Battaglia, el diseñador argentino de más renombre en el teatro argentino, además de haber incursionado en cine con el diseño de vestuario en las películas “El Espejo de los Otros” y “Amigos Inseparables”. También participaron los diseñadores Cristian Martínez y Enrique Omar Souza.

El trabajo fue arduo porque la grabación se llevó a cabo en un par de días pero Matías Ferreira cuenta que desde mucho antes no podía dormir por la ansiedad de “hacer el mejor proyecto posible y que le guste la gente”.

Con esa intención fue que invitó a Giannina Giunta, una de las divas del teatro musical argentino, con una veintena de obras en su currículum, tres discos y 20 años de carrera enfocada también en la renovación del tango.

En los próximos días, Ferreira regresará a México, en donde ha desarrollado la parte más prestigiosa y exitosa de su carrera que suma ya 13 años y en los que destaca su participación en los cortometrajes “El interior es más agradable” (2012) y “Kamikase” (2014), así como en el programa unitario La Rosa de Guadalupe”, del cual, recuerda, tuvo un gran aprendizaje. “Las tomas se hacían una sola vez, de modo que resulta muy exigente para el actor, que debe llegar preparado para no titubear”.