Presidente InterContinental se pone navideño y lleno de arte


Por:SE


Unos verdaderos artistas y amantes del arte, así es como han desempeñado su talento los estudiantes de la Escuela Mexicana de Arte Down, quienes presentaron su exposición que estará dentro del Hotel Presidente InterContinental México City, la cual llaman "Extraordinarios Artistas Mexicanos".


"Es para nosotros un orgullo tener a tan talentosos muchachos, aquí no hay límites para ellos, y el hecho de tener síndrome de down, no es un impedimento para que ellos demuestren sus talentos y se conviertan en excelentes pintores. Está es una muestra de ellos y ojalá que la disfruten", expresó a maestra Sylvia García Escamilla, Presidenta – Fundadora de la Fundación John Langdon Down.


En el óleo, el carbón, el grabado, la litografía, el pirograbado, el aguafuerte y la escultura que los artistas recrean la vida en sus propios términos y su lenguaje nos lleva a través de metáforas y emociones escondidas, a reconocer la vida desde otra mirada. En sus obras aparece el mundo y el orden de las cosas.


Cada uno de los artistas presentó su obra, además de mostrar su emoción por exponer al mundo entero las capacidades que tienen a la hora de pintas, y claro, sentirse orgullosos del gran trabajo que han logrado.


Momentos muy lindo en compañía de estos talentos. La Escuela Mexicana de Arte Down de la Fundación es única y no tiene paralelo en todo el mundo. La obra plástica ha sido expuesta en importantes museos y galerías de 44 ciudades de América, Europa y Asia.



Pero además disfrutamos de la llegada de la navidad, así que después de un gran momento, en conteo regresivo 5, 4, 3, 2, 1... se encendieron las luces del árbol que se encuentra en el lobby del hotel.


El árbol de Navidad, este año decorado por Moët Hennessy. Con 6 metros de altura, este imponente árbol navideño, posee esferas artesanales color rojo carmesí elaboradas en Chignahuapan, 60 moños, 700 figuras de madera con formas de copas, coronas y pinos, faroles, varas diamantadas, diversos picks navideños, iluminación con más de 10,000 pequeños focos color ámbar y, en la parte más alta, una punta elaborada por artesanos mexicanos. Enmarcando el árbol, se encuentran las letras de “MOET” y botellas de champagne de diferentes tamaños, que crean el ambiente perfecto para una fotografía.


Todos disfrutamos de este encendido con sombreros de Santa, diademas de reno y con el espíritu navideño, además de un rico brindis con nada más y nada menos que el sabor de Moët Hennessy.


Además los muros y los restaurantes de este hotel se visten de color rojo, dorado y verde anunciando el comienzo de los festejos decembrinos.