top of page

Tips de conducta y nutrición para nuestra mascota


POR: REDACCIÓN


La llegada de un cachorro a casa, además de significar emoción, alegría y mucha expectativa ante lo que representa, también debe ser un gran momento de compartir la responsabilidad de cuidar a un nuevo integrante de la familia, pues todos, de una u otra forma estarán a su cargo y le enseñarán qué conductas son las correctas y cuáles deberá evitar o eliminar.


Higiene. La zona o zonas donde hayas decidido que tu perrito se encuentre, deberá mantenerse limpia, a fin de evitar la proliferación de agentes patógenos que no solo le enfermen a él, sino a cualquier miembro de la familia. Asimismo, es importante definir si queremos que haga sus deposiciones al aire libre o en un determinado espacio del hogar.


Seguridad. Lo ideal es que mantengas lejos de su alcance objetos pequeños que pudiera tragar, así como productos de limpieza y cables. Recuerda que los cachorros suelen morder las cosas por lo que este descuido podría ser fatal.


Alimentación. Sobre su dieta, es importante recordar que los cachorros tienen requerimientos distintos a los perros adultos, pues se encuentran en desarrollo, así que debemos aportar la suficiente cantidad de nutrientes esenciales, como vitaminas, minerales y proteínas de alto valor biológico para cubrir sus elevadas necesidades orgánicas, ya que es en esta etapa y hasta los cinco meses que la mayoría de los perros alcanzan el 50 % de su peso adulto.


Tiempo y paciencia. El mejor momento para traer a tu nuevo perrhijo es al inicio del fin de semana, esto te dará tiempo para que se familiarice con su nuevo hogar. Si tienes niños, seguro se encontrarán muy entusiasmados por la llegada del nuevo miembro, muéstrales a ellos cómo jugar con tranquilidad, con el objetivo de que el cachorro no se estrese ni se sienta fuera de lugar, y que tus hijos sepan que tenerlo es una responsabilidad, que necesita su tiempo y al cual se le debe brindar respeto y amor.


Los paseos. Representan un gran momento de convivencia con tu perro, es cuando aprenderán a acompañarse; a conocer cómo se comporta con sus congéneres; si le gusta correr o caminar. Puedes utilizar este momento para desestresarte, distraerte junto a tu perro al ver lo que pasa en la calle, en el parque o en el jardín. Considera este break para ambos.

bottom of page