top of page

Cuida tu salud en todo momento


POR: DIANA SÁNCHEZ


A pesar de que el riesgo de trasplante de hígado dividido es mayor que el de hígado completo cuando es de pacientes fallecidos; frente a la escasez de órganos, el equipo de Cleveland Clinic ha desarrollado procedimientos que minimizan las complicaciones de dividir un hígado para trasplantarlo a dos adultos.


Un ejemplo de éxito son María Contreras y Mónica Davis, quienes recientemente

cumplieron dos años de estrenar un hígado de un paciente fallecido, en el que ambas

recibieron una porción.


Cristiano Quintini, director de la unidad trasplante de hígado de Cleveland Clinic, explicó

que en la compleja y difícil técnica participaron cerca de 100 profesionales, dirigidos por

nueve cirujanos que realizaron los trasplantes en julio de 2020.


Ahora, las "hermanas de hígado dividido", como se autodenominan, se han recuperado y su calidad de vida es excelente, asegura el médico. México ha avanzado en materia de donación de órganos, de acuerdo con la Secretaría de Salud, está posicionado como uno de los países en Latinoamérica con la mayor cantidad de órganos donados y trasplantados. De agosto del 2020 a abril del 2021, se llevaron a cabo 125 trasplantes de riñón de donante fallecido y 429 de donante vivo; de hígado, 39 de donante fallecido contra ocho de vivo; de corazón se han hecho 4; pulmón cuatro y córnea 329. Sin embargo, más de 20 mil personas están a la espera de trasplante de órganos y tejidos. De ahí la relevancia de contar historias de éxito como la que comparte Cleveland Clinic.


Testimonio


La pesadilla de María Contreras, madre de cuatro y abuela de dos, comenzó en 2014

cuando una comezón en las manos le obligó ir al médico. Después de varios estudios, los médicos le diagnosticaron un problema con su sistema inmunológico que le estaba

destruyendo su hígado.


"Mis ojos se pusieron amarillos, muy amarillos, me daba pena y me ponía gafas para que no me vieran", relata.


La madre y abuela, de 53 años, cuenta que por años esperó que ocurriera un milagro. "Me dijeron que podría esperar hasta una década o más".


De igual forma los problemas hepáticos de Mónica Davis comenzaron en 2014. El

diagnóstico para la madre de tres y abuela de cuatro fue desalentador. La mujer de 59

años confiesa que pensó "que ya no había nada que hacer. Me voy a morir;.

Las dos quisieron unirse también para hacer un llamado a la comunidad.


"Para que estos milagros médicos puedan seguir pasando necesitamos que todos tengamos conciencia de la importancia de la donación, especialmente entre los hispanos";, insistió Contreras.


“La gente debe saber que hay cura para las enfermedades hepáticas, que la posibilidad de un trasplante siempre está ahí, y que son accesibles para todo el mundo, sin importar la raza o la edad", explicó la cirujana española Teresa Diago Uso, quien es parte del equipo de trasplante de Cleveland Clinic.


Datos


El hígado es el único órgano vital del cuerpo humano capaz de regenerarse al 100 %, lo

que permite que los médicos puedan trasplantar sólo un pedazo lo suficientemente

grande como para que el órgano termine de renovarse. La medicina ha tomado ventaja de esta característica, que ha permitido además que personas puedan donar en vida un

pedazo de este órgano.


Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU, 17 personas mueren

cada día en el país esperando un trasplante, y cada 9 minutos se inscribe una persona más en las listas de trasplantes. En el caso de México, más de 20 mil personas están a la espera de trasplante de órganos y tejidos.


Comments


bottom of page