Despídete de la piel de naranja


Por: Liliana Hernández

Foto: Cortesía


La piel de naranja o celulitis es un tema que preocupa a mujeres y hombres por igual. Esta enfermedad metabólica ocasiona que el cuerpo se vea afectado a simple vista, dando una apariencia irregular generada por la inflamación en los tejidos celulares bajo la piel.

A pesar de que los hombres la desarrollan con menor frecuencia, esta aparece principalmente en zonas como abdomen, muslos y glúteos y su existencia se debe principalmente a que llevamos una vida sedentaria o nos excedemos con alimentos altos en sodio.

Factores como el estrés, desequilibrio hormonal y trastornos circulatorios, podrían ser causantes de que la piel de naranja aparezca o evolucione. Además, tras diversos estudios se ha determinado que la celulitis tiene tres fases:

Primera fase:

Se altera la permeabilidad capilar, aumentan las células adiposas o adipocitos y se forma un edema ocasionado por la acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo. En esta fase aún no es visible la presencia de celulitis.

Segunda fase:

Los adipocitos se aglutinan de forma irregular dejando que la piel de naranja comience a ser visible. En esta fase se forman fibras de colágeno.

Tercera fase:

La piel se ha engrosado lo suficiente como para tener un aspecto acolchado, ha perdido su flexibilidad y no se ve tonificada. En esta fase las fibras de colágeno encapsulan los adipocitos, dando lugar a los nódulos cuya apariencia en la piel es comparada con la cáscara de la naranja. Si bien es cierto que la celulitis no desaparece al 100% debido a que hay grasas que son más resistentes o simplemente porque se padece un problema en el sistema linfático, retención de líquidos o algunas enfermedades autoinmunes, existen tratamientos alternativos como la cabina de crioterapia, que ayuda a reducir de manera considerable la apariencia de este padecimiento.

La cabina de crioterapia consiste en la aplicación de frío intenso a las partes superficiales de la piel por un periodo de 3 minutos por sesión a -180 grados. Con un tratamiento constante, notarás desde la primera sesión cómo tu cuerpo se va activando de manera gradual quemando grasas, especialmente las más duras y resistentes y eliminándolas a través de la orina.

Javier Sors, director de Cryomx, comenta que la cabina de crioterapia es ideal para disminuir los estragos de la piel de naranja gracias a que activa de manera efectiva al sistema linfático. Además, Sors menciona que este tratamiento tiene beneficios que van más allá de lo estético, ya que refuerza el sistema inmunológico y quemas hasta 800 calorías por sesión.

Además de tener terapias auxiliares para el tratamiento de celulitis, es importante que realices pequeñas modificaciones en tu estilo de vida. La alimentación, la actividad física y la hidratación son importantes para mejorar la apariencia de nuestra piel.

CryoMx www.cryomx.com