Napoleón resaltó su romanticismo en el Auditorio Nacional



El cantautor, José María Napoleón ofreció una noche llena de romanticismo en el Auditorio Nacional, en la que puso la piel chinita a más de 10 mil asistentes que se dieron cita el día de ayer.

Con ese carisma que lo ha caracterizado por más de 40 años de carrera, el intérprete salió al escenario portando un traje, con la elegancia que lo define al igual que sus temas y así lo hizo al ritmo de “De vez en vez”, no sin antes haber recibió una presentación con cariño por parte de su hijo, José María Ruizalba.

La alegria y los sentimientos comenzaban a sentirse durante el inicio de la noche, en la que temas como “Corazón”, “Amor de habitación”, “Atrévete”, “Dejas” y “Después de tanto tiempo”, “Amiga mía”, “Celos”, “Ven, dame un beso”, “Quisiera”, “Leña verde”, comenzaban a cimbrar en el recinto, mismos que fueron coreados por los seguidores del cantante.

Así fue como el cantautor agradeció a los presentes el apoyo por tantos años, "gracias a todos los que son parte de mi carrera, esta noche es gracias a cada uno de ustedes y lo único que a mi me queda es entregando lo mejor de mi. He dedicado gran parte de mi tiempo a poder hacer buenas canciones, con contenidos que dejen un mensaje de amor".

El ritmo no paro y con un juego de toques románticos y con mariachi, los asistentes bailaron con “Canción del molino rojo”, “Tu amor y mi poema”, “Agua y sed”, “Recuerdo apagado”, “Aún estoy de pie” y “La feria de ferias”.

Un encuentro romántico, en el que de principio a fin se mantuvo la energía y esa pasión por seguir manteniendo vivos los temas del recuerdo. Así mismo, el cantautor aprovecho la noche para dedicar un par de temas al "Principe de la canción".

Y para terminar, sonaron los temas “30 años”, “Sin tu amor”, “Hombre”, “Pajarillo”, “Eres”, “Vive” , este último, uno de sus más recientes sencillos.