Luchadores piden renovar la lucha libre en México


POR: AGENCIA


En el marco del Día Nacional de la Lucha Libre, Sofía Alonso, bisnieta del pionero de la Lucha Libre mexicana, don Salvador Lutteroth González, e hija de Paco Alonso, presidente y fundador del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), presentó un diagnóstico en el que reveló que las y los luchadores en México viven en completa incertidumbre laboral, económica y frágil seguridad social, situaciones que se evidenciaron y acentuaron durante la pandemia por el Covid-19.

Ante este panorama, Sofía Alonso promueve una renovación integral de la lucha libre en México, en la que se coloque al talento luchístico en el centro, dado que se trata de personas que están debajo de una máscara, “héroes de carne y hueso que saben cuándo y cómo van a subir a un ring, pero lo que no saben es cuándo y en qué condiciones van a bajar”.

Alonso indicó que, ante el regreso paulatino de los eventos de lucha libre, es que resulta muy relevante poner sobre la mesa las carencias en las que se encuentran estos deportistas, sobre todo porque se pueden incrementar los riesgos, ante la urgencia de percibir un ingreso, después de estar más de un año inactivos por el cierre del espectáculo.

Actualmente la industria se encuentra en una clara desregularización, en la que ni siquiera se sabe cuántos luchadores profesionales hay en el país, ni cuantas funciones se llevan a cabo. Los encargados de apoyar a regular estos eventos y proveer las licencias de luchador profesional son las comisiones. Sin embargo, estas son locales, teniendo cada una diferentes responsabilidades y normas de acción.

Situación laboral

Un factor laboral importante son los contratos, si bien en algunos casos se celebran a título personal entre el luchador y el promotor, en muchas ocasiones este contrato carece de validez oficial dejando desprotegido al luchador e incurre en faltas a la Ley Federal del Trabajo. Es común que no exista un contrato formal entre las partes y el acuerdo se haga solamente de palabra.

Al respecto, es de suponer que este tipo de “convenios” pongan en desventaja al luchador o luchadora, como el deslinde del promotor en caso de que se presente algún imprevisto, como un accidente que sufra el talento durante el espectáculo o no se le pague completamente lo acordado porque no se llenó el evento.

Como parte de los testimonios, el luchador Súper Astro Jr. recordó ver a grandes luchadores como su maestro Lizmark, entregándose completamente a la lucha libre para brindar un buen espectáculo a la gente, pero que “al final de toda su carrera sean olvidados”.

Carencia en seguridad social

Una realidad que muchos desconocen es que los enfrentamientos de lucha libre implican cada vez más riesgo. Cómo en muchos otros deportes, los estándares para sobresalir van incrementando con el tiempo. Lamentablemente, otra grave carencia es la de un equipo que pueda responder asertivamente en caso de que alguna luchadora o luchador tengan un accidente, éste debería estar conformado por un médico titulado, paramédicos, una ambulancia, y una sala de urgencias a una distancia razonable.

Al respecto, Villano V Jr. subrayó que “la lucha libre significa vivir con dolor en tu cuerpo todo el tiempo, porque las lesiones son agudas, que impide seguir con la vida cotidiana en diversas ocasiones”. Además, indicó que “la realidad es que al luchador se le hace menos, cuando somos el principal motor de muchas familias mexicanas”.

Por su parte, la luchadora Quimera, hoy conocida como La fantasía demoniaca, narró que ella ama este deporte, por lo que llegó a la lucha con ese amor y ese entusiasmo de lo que veía. No obstante, de pronto “me doy cuenta de que es muy cercano a lo que yo pensaba, pero también muy arriesgado, muy doloroso y muy triste la forma en la que se ha ido opacando en México, ya que no contamos con un buen servicio de atención médica”.

Sofía Alonso puntualizó que, incluso, las luchadoras no cuentan con ningún tipo de licencia de maternidad y, por lo tanto, quedan desamparadas económicamente durante su embarazo y en los meses posteriores a él.

Renovación de la Lucha Libre

Por todas estas circunstancias y la complejidad que implica además la pandemia y su riesgo en salud, es urgente crear las garantías de protección para las y los luchadores de México.

De acuerdo con Lady Apache “la lucha libre ya es parte del patrimonio cultural, pero también es parte de la vida de muchos de nosotros”, por lo que sería injusto dejar caer este deporte. En adelante, el compromiso es dar la lucha en el ring y fuera de éste, dando una lucha que beneficie a todo nuestro gremio”, agregó.

Tanto las y los luchadores presentes en el evento y Sofía Alonso agregaron que, con el respaldo de más luchadores que se sumen a este proyecto, buscarán encontrar los consensos necesarios y apoyo de las autoridades federales, locales, así como del Congreso.

El objetivo es homogeneizar los derechos laborales y de seguridad social de las luchadoras y luchadores de México.

Alonso Perches subrayó que “la lucha libre forma parte de la cultura mexicana, por eso no es justo que quienes mantienen vivo este icónico deporte se encuentren en el desamparo en el que se encuentran. Hoy (21 de septiembre) se celebra el Día Nacional de la Lucha Libre y del Luchador Profesional, y qué mejor manera de honrar a estos héroes de carne y hueso, dándoles la plataforma que se merecen. A partir de hoy la lucha no se dará sólo en el ring”.