top of page

Low-Code: el futuro de la digitalización


POR: DIANA SÁNCHEZ


La pandemia ha acelerado el desarrollo de aplicaciones y canales digitales, para que las empresas puedan solucionar las necesidades de sus consumidores. El uso del Low-code, ha sido un gran aliado, lo que lo ha obligado implementar nuevas herramientas de

interacción.


El low-code o "código bajo", permite desarrollar aplicaciones móviles y web por medio de plantillas, ahorrando tiempo de ejecución y creación de software. Se predice que su uso crecerá un 23% en 2021 e integrará tecnologías como la inteligencia artificial (IA), el

aprendizaje automático y la biometría.


Entre los beneficios del código, se encuentran: eliminación de cuellos de botella con

empresas con poca experiencia tecnológica o con mucho trabajo; permite a los

desarrolladores trabajar en proyectos simultáneos; reducción de los tiempos de entrega y reducción de errores en su desarrollo.


Con su evolución, está destinado a convertirse en una herramienta tecnológica a nivel

empresarial, porque busca integrar estándares de seguridad, funcionalidad, entre otras.


Aunque muchas empresas han empezado a implementar el low-code en sus aplicaciones, apenas es solo el principio de demostrar su potencial.

コメント


bottom of page