Lifetime trae una gran historia a la pantalla


POR: TB


LIFETIME y la actriz y cineasta Tahyna Macmanus unen esfuerzos en el programa especial “Ser madre: Mis hijos no nacidos”, que aborda el doloroso y poco explorado tema del aborto espontáneo, que es más común

de lo que se cree: ocurre en uno de cada cuatro embarazos, por eso la importancia de ayudar a abrir las conversaciones para desestigmatizar la pérdida del embarazo.


“Ser madre: Mis hijos no nacidos” es un programa conmovedor que sigue a la australiana, Tahyna Macmanus, en su viaje de cuatro años de embarazos y abortos espontáneos. La actriz y cineasta se embarca en una búsqueda para arrojar luz sobre los impactos físicos, emocionales y psicológicos del aborto espontáneo, así

como las experiencias vividas por otras mujeres en busca de apoyo y comprensión.


El objetivo de LIFETIME y Tahyna Macmanus es impulsar una conversación significativa sobre el aborto espontáneo y ayude a eliminar el estigma que lo rodea, así como descubrir que el mundo del silencio y la vergüenza de las mujeres puede convertirse en uno de fuerza en números. Todo en el marco del Mes de la Concientización sobre el Embarazo y la Pérdida Infantil, en Estados Unidos.


“Después de experimentar mi segundo aborto espontáneo, estaba devastada, perdida y enojada. A pesar de tener una red increíblemente solidaria de familiares y amigos a mi alrededor, me sentí terriblemente sola. Al compartir lo que una vez consideré mi mayor vergüenza, descubrí una manera de sanar y honrar mi pérdida.


También me di cuenta de que no estaba sola”, comparte Macmanus.

A lo largo de este viaje, Tahyna descubrió que, como ella, varias mujeres han experimentado este profundo dolor y han sabido transformarlo en algo que ayude a otros: “Hay tantas mujeres resilientes y valientes que están pasando por lo mismo, y tengo el privilegio de poder compartir sus historias también, con la esperanza

de que las mujeres ya no sientan la necesidad de caminar por este camino solas”.


En “Ser madre: Mis hijos no nacidos”, Macmanus, quien tiene de dos hijos, se conecta con mujeres de todo el país, incluidos los actores australianos Claire Holt, Teresa Palmer y Deborra-Lee Furness y también algunos otros australianos que no están relacionados con la industria que han pasado por la “montaña rusa emocional” que es una pérdida durante el embarazo.


Al compartir estas historias, Tahyna tiene como objetivo abrir una conversación que normalice la pérdida del embarazo y promueva el progreso en áreas de educación y legislación.


“Ser madre: Mis hijos no nacidos” también destaca la importancia de las agencias de apoyo, incluida The Pink Elephants Support Network, fundada por Samantha Pyne, en Sídney, Australia, en 2016 y enfatiza el papel de los profesionales para ayudar a las familias a eliminar la culpa y la vergüenza que a menudo sienten las mujeres después de un aborto espontáneo.


Tahyna y Tristán Macmanus experimentaron el dolor de por la pérdida del embarazo de ella en 2015 y en 2017. Después de sufrir un devastador primer aborto espontáneo, el personal médico le dijo a la actriz y directora que “se fuera a casa y tomara un Panadol”. Ahora está decidida a eliminar el tabú de hablar sobre la pérdida del embarazo.


Luego de 28 años y viviendo en Los Ángeles, Macmanus se quedó embarazada rápidamente y admitió que el aborto espontáneo era algo que no había entrado en su atención personal; por lo que ella sabía, ninguno de sus familiares o amigos había pasado por eso. Su tercera experiencia de esta terrible situación ocurrió

mientras grababa “Ser madre: Mis hijos no nacidos”.


Con este programa especial, Tahyna espera que al hablar con tanta franqueza sobre la pérdida del embarazo se resalte la importancia de proporcionar recursos a las mujeres para ayudarlas a superar su dolor. La hermana es la modelo Cheyenne Tozzi, también cree que es vital que los seres queridos estén informados y listos para

apoyar a las mujeres durante la angustia de la pérdida del embarazo.