10 cosas que no conocías del sazón mexicano


POR: LILIANA HERNÁNDEZ

FOTO: CORTESÍA


Doña Chonita® renueva su imagen con un diseño y toques de color más frescos, conservando el delicioso sabor tradicional que tanto la caracteriza y la practicidad de su envase en diez variedades de sabor.


Además de sorprenderte con esta nueva imagen, La Costeña® se ha dado a la tarea de compartir datos curiosos que no conocías sobre estos sabores que le dan un delicioso sazón a tus platillos caseros:

  1. Salsa de Chile Chipotle

Esta salsa es perfecta para condimentar diferentes platillos, sobre todo los que llevan salsa de tomate, como el fideo seco. ¿Sabías que el chile chipotle es el chile jalapeño seco y ahumado? Además, pica más que el jalapeño y conserva propiedades importantes como la vitamina A y B.

  1. Pipián

El pipián es una salsa que se hace con pepitas de calabaza tostadas y molidas, y se utiliza generalmente para preparar y sazonar un rico pollo, carne de cerdo o res. En algunas zonas del país se le conoce como mole de pipián. Por sus ingredientes es rico en proteína y vitaminas A y C.

  1. Mole Verde

Este es una de las siete variedades de mole que existen en el estado de Oaxaca. Se elabora con una mezcla de chiles, cilantro, semilla de calabaza y ajonjolí principalmente, aunque su preparación puede variar dependiendo la zona del país.

  1. Caldillo de Tomate Verde

El tomate verde es esencial y el principal ingrediente de toda salsa verde. Es el toque esencial para uno ricos chilaquiles, un chicharrón en salsa verde, unas chalupas verdes, y hasta para unas enchiladas suizas.

  1. Caldillo de Jitomate

¿Tomate o jitomate? Esta es la discusión sin fin de los mexicanos. En los estados del norte se conoce como tomate rojo y en los estados del centro y sur como jitomate. Esta última palabra viene del náhuatl xictomatl y significa ombligo de fruta de agua.

  1. Adobo

Es conocido originalmente como una técnica de conservación para la carne cruda al sumergirse en un condimento hecho con diversos chiles, sobre todo el chipotle y el ancho, resultando así en un sabor ahumado y picante.

  1. Salsa para Cochinita Pibil

Famoso por ser un platillo de la península de Yucatán, tiene sus orígenes en la época prehispánica y en la civilización maya. Su nombre proviene precisamente del maya, Hanal Pixán. Anteriormente se consideraba un platillo tradicional del Día de los Muertos.

  1. Salsa de Chile Guajillo

El chile guajillo es seco y en su forma fresca se llama chile mirasol, el cual se cosecha principalmente en el norte del país. Aunque no lo creas el nombre del chile no tiene que ver con la famosa frase mexicana, “no te hagas guaje”.

  1. Salsa de Chile Pasilla

Este es uno de los chiles secos más usados en la cocina mexicana y también es utilizado para preparar una de las salsas más icónicas y famosas de nuestra cultura, el mole.

  1. Mole

¿Sabías que en México existen más de 50 variedades de mole? El mole más común es el oscuro y está hecho con una mezcla de distintos chiles, especies y cacao. Su sabor es ideal para disfrutar de unas enmoladas, unos romeritos, y mucho más.

Conoce y prueba los distintos sabores y variantes de Doña Chonita®, los cuales puedes encontrar en cualquier supermercado.