top of page

Pequeñas acciones a gran escala: claves para salvar al planeta


POR: TB


La relevancia del cuidado del medio ambiente se ha convertido en una prioridad en la agenda política desde los años 70’s. Desde esta época se han desencadenado un gran número de declaraciones y pactos con el objetivo de involucrar a toda la sociedad en la participación de su preservación; entre ellos el Día Internacional de la Madre Tierra, establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas[1] para conmemorarse cada 22 de abril a partir de 2009.

Fechas como esta, nos invitan a pensar en qué podemos hacer como personas, para contribuir a la preservación de los ecosistemas a través de pequeños hábitos como ahorrar agua, reciclar y separar la basura, evitar desperdicios o la adopción de un estilo de vida más sustentable, por ejemplificar algunas acciones.

Aunque parezca complejo saber por dónde empezar lo hará todo más sencillo. Solo basta usar nuestra creatividad y firmeza con nuestro compromiso con el planeta, esto permitirá adaptarnos a nuevos hábitos de manera cotidiana y recurrente. Por ello, La Costeña® comparte contigo algunas tendencias del consumo responsable que puedes incorporar a tu estilo de vida y sumarte a la lucha contra el cambio climático, una batalla que es responsabilidad de todos.

Diversifica la forma cómo te transportas

Vivir en urbes tan grandes como la CDMX nos orienta a facilitar nuestro traslado a nuestras actividades diarias en vehículos. Sin embargo, al utilizar formas alternativas de transporte como el uso del metro, la bicicleta y caminatas ayudarán al cuidado del planeta al mismo tiempo que activamos nuestro cuerpo.

Respeta los tiempos de veda y formas de producción

Para que podamos llevar a gran escala nuestros esfuerzos por reducir los impactos del calentamiento global, es necesario comenzar a adoptar una cultura de consumo responsable en nuestras vidas; eso implica analizar nuestras decisiones al momento de adquirir un producto. Por eso, es importante analizar y seleccionar a productores que prioricen al planeta dentro de su proceso productivo, es decir, desde el respeto a los tiempos de veda, hasta la elaboración de empaques que estén elaborados con recursos amigables con el medio ambiente. Te damos el ejemplo de La Costeña®, que gracias a la investigación e innovación cuenta con un envase metálico biodegradable, que permite la conservación de los alimentos, y procuran la calidad de sus cosechas e insumos desde el cuidado de sus campos, hasta la mesa de los consumidores.

Dales una segunda vida a los materiales

Parte de adoptar una cultura de consumo responsable, tiene que ver con hacer consciencia en la cantidad de residuos que generamos al adquirir un producto y el uso posterior que le podemos dar; por ello, la regla de las 3 R´s es un básico que no puedes dejar pasar: Reducir, Reusar y Reciclar. Es muy sencillo, por ejemplo, puedes convertir una lata de chiles o frijoles vacía como maceta o como un contenedor para guardar tuercas, tornillos o clips, todo se trata de poner en marcha tu creatividad.

Cambia tus bombillas y ahorra energía

A medida que nos hemos adaptado a un estilo de vida en casa, el nivel de consumo de energía también ha incrementado durante los últimos años. Un producto que se ha convertido en tendencia por su eficacia, a la vez que contribuye a producir menos consumo de energía durante su uso son las bombillas de LED, ya que no contienen mercurio – un elemento natural contaminante- y su encendido es instantáneo, teniendo una vida útil mucha más prolongada que bombillas convencionales. Además, el mercado se ha encargado de darle variedad en el diseño de estas luces, lo que resulta mucho más atractivo a la hora de decorar tu espacio de trabajo o de descanso.

Aplica estos consejos y pon en marcha un estilo de vida con impacto positivo para el planeta, ¡Juntos podemos lograrlo!

Comments


bottom of page