top of page

Terapia en cocina, los enseres que no pueden faltar


POR: DIANA SÁNCHEZ


La cocina se ha vuelto un lugar emblemático en todos los hogares, en ella se concentra la parte más importante de las necesidades básicas diarias, el momento de cocinar.


Se dice que cocinar ha llegado a tener un valor terapéutico a nivel físico y cognitivo, ya que genera tranquilidad y concentración, además de ayudar a reducir los niveles de estrés, déficit de atención y sobre todo mejora las habilidades sociales, así como la capacidad de organización.


Un gran ejemplo de la terapia de cocina es lo que se vivió durante el periodo de

confinamiento a inicios de pandemia, las vistas de tutoriales en videos on-line

subieron estrepitosamente, posteos de personas mostrando sus habilidades

culinarias invadían redes sociales, lo que les permitió tener una estadía más

llevadera.


Para lograr una buena “terapia” desde casa, es necesario contar con algunos

Enseres básicos que nos lleven a una práctica exitosa, un ejemplo de ello son los

que nos ofrece la familia Koblenz que siempre preocupados por las necesidades

básicas de todos los hogares, realizan innovaciones que nos facilitan las tareas.


 Procesadores de Alimentos: un equipo necesario y básico si tenemos el

tiempo contado, Mix&Go es la salvación ya que es perfecto para preparar,

jugos, smoothies, licuados y salsas. Su práctica presentación es ideal para

llevarlo a todas partes, además de que mantiene los nutrientes de los

alimentos.


 Olla de Cocción Multifuncional: este enser menor facilitará mucho más el

proceso de cocinar, Kitchen Magic Pot cuenta con programas inteligentes

para diversificar a la hora de preparar alimentos y ahorra hasta un 70% de

energía.


 Exprimidores de Cítricos: cuando nos encontramos en la cocina lo que menos

queremos es batallar, muchas veces dependiendo de nuestro estado de

ánimo se puede complicar hasta el exprimir un limón o una naranja, contar

con este tipo de equipos con todos los aditamentos necesarios sin duda

ayuda a facilitar el momento.


 Batidoras: existen dos tipos, de inmersión y manual. La primera ayudará para

cantidades pequeñas de puré o para triturar alimentos, la segunda la

ocuparemos para darle potencia a platillos más elaborados como a la hora de

preparar la pasta para un pastel o el rebozado para esos chiles capeados.


 Hornos: las cocinas de hoy en día se han adaptado a las necesidades de las

personas, muchas de ellas para cocinar cuentan con parrillas y por separado

un horno eléctrico. Sobre este punto Koblenz ha fabricado tres opciones

ideales: Hornos con Convección, Horno Rosticero y el Horno con Freidora de

Aire, en los cuales se pueden dorar, gratinar, asar, rostizar y tienen una gran

capacidad entre los 25 y 32 L.


Desde que somos pequeños la cocina se ha señalado como un punto estratégico en

casa, ver a mamá preparar la comida favorita de la familia o ya en la actualidad al

ser un adulto independiente que regresa de su jornada laboral y preparase una taza

de té hace que esa conexión se vuelve una terapia para nuestro bienestar.

bottom of page