Con Kid City, involucra fácilmente a tu pequeño en la cocina


POR: REDACCIÓN


La unión familiar forma parte importante en el aprendizaje y desarrollo de tu pequeño, incluso puede ser considerada una de las estrategias más viables para crear una relación fortalecida y de confianza, la alimentación puede ser tu gran aliada y cómplice no sólo para establecer hábitos alimenticios saludables, sino también para estrechar lazos de comunicación y convivencia. El involucrar a tu pequeño desde la elección y selección de alimentos saludables, fomenta en el pequeño el inicio de una alimentación consciente.

Además, la satisfacción de que la familia pruebe algo preparado por sus manitas o simplemente incluirlo en el proceso de elaboración, le llenará de alegría y fortalecerá la confianza en él, de manera que realizar este tipo de actividades familiares de forma cotidiana dejará que el miedo se desvanezca y la imaginación y habilidades finas se vayan puliendo al utilizar diferentes combinaciones de colores y sabores, siempre supervisadas por un adulto.

Toma en cuenta que si es la primera vez que van a realizar esta actividad, es aconsejable iniciar por recetas muy simples, como ensaladas, fruta o snacks, además de postres sencillos. Para Kid City la seguridad de tu pequeño es primordial, por ello te compartimos las siguientes sugerencias para la mejor incorporación del pequeño en la cocina:

1.Elijan el platillo a preparar, preséntale diferentes alternativas para preparar, que el pequeño se sienta importante al elegir qué platillo quiere y puede ayudar a preparar.

2.Permítele conocer diferentes texturas y colores a través de los alimentos, además de hacerlo más consciente lo hará reconocer una mayor gama de opciones saludables.

3.Siempre deberá contar con supervisión, no podemos dejar de lado que los utensilios de cocina pueden representar un importante riesgo, sin embargo, podemos tomar en consideración que se pueden encontrar algunos utensilios de madera o plástico con muy poco filo que pueden ser de gran ayuda y que además dan seguridad a la hora de ser utilizados por los pequeños.

4.Disfruten del proceso! Eso permitirá que se tome cómo una actividad que se elija por convicción y no como una obligación, mejorar el aprendizaje con diversión siempre será una alternativa que vale la pena intentar, pueden cantar juntos e intercambiar algunas ideas de como preparar los alimentos.

Una vez realizado el platillo, permítele que él mismo presente el platillo a la familia y que además de algunas sugerencias de cómo ingerir el alimento, ya sea acompañado por algún aderezo o vinagreta en el caso de ensaladas, si se tratan de postres si lleva alguna galleta, nueces o chispas de chocolate como decoración. Te darás cuenta del cambio en su confianza al momento de interactuar con otras personas.

Si quieres seguir motivando el desarrollo motriz de tu pequeño puedes visitar el blog de Sport City y realizar las diferentes actividades fáciles de realizar que Kid City pone a tu alcance.