Kalimba arma una verdadera fiesta de XV años


Por: Julio G.


La noche del viernes y ante más de dos mil personas, Kalimba se presentó en el Plaza Condesa, donde celebró junto a sus fans y amigos, los primeros XV años de carrera como solista.


Una fiesta en la que hubo más que música, fue una revolución de emociones desde que el cantante puso un pie en el escenario, con un look muy llamativo, más cuando deslumbraba por su colorido cabello. Los gritos se escuchaban por cada rincón del recinto, así como los miles de piropos hacía "el negrito consentido".


"Se te olvido", "No me quiero enamorar", "Tocando fondo", "Fiesta", "Jamás", "Mi otro yo", fueron parte de los temas que formaron parte de la noche, en donde tuvo como plus, invitados especiales y grandes amigos, tal fue el caso de Erik Rubín, quien prendió a la gente en cuanto subió al escenario.



Kurt, Chucho Rivas, Yhezid, Nath Campos y Melissa Galindo, fueron parte de la noche, por lo que se convirtió en un concierto único en la carrera de Kalimba.


"Duele", "Este frío", "Déjate amar", "La mujer perfecta", "Llorar duele más", "El triste", "Eres", "Estrellas rotas", "Una canción así", "La bicicleta", "Juntos caminando" y más, formaron parte de las más de dos horas de show que el cantante ofreció a todo su público.


Un verdadero espectáculo que dejo a todos con ganas de escuchar más, por lo que hizo un viaje por sus inicios y recordando a grandes de la música, pero sin dejar atrás lo más nuevo que lo ha puesto en el ojo de la gente.



Pero sin duda, el momento mágico de la noche, fue cuando a mitad de la canción "Shabadabada", aparecieron en el escenario sus amigos del alma y con quienes ha compartido el escenario por años. Aquellos quienes lo vieron crecer y han sido parte de este camino como solista.



Ari, M'balia, Oscar, Erika, Lidia y Mariana, integrantes de OV7, con quienes vivieron un momento muy especial, ya que no solo enloquecieron a todo el público, quienes no se esperaban esta presentación, sino que llevaron al borde de los sentimientos, con el abrazo que refuerza la hermandad que han tenido por años.


Así que estos primeros XV años se vivieron como nunca, y esperamos que sean muchos más, y claro, seguir siendo parte de nuevos festejos y logros.