top of page

¡Ya huele a navidad!


Por Alberto Molás, Miembro del Consejo Consultor de Nutriólogos de Herbalife


¡Ya huele a navidad! Lo que significa que la tos y la congestión nasal te acompañan durante el día y, probablemente más, durante la noche. Esto último se relaciona con nuestro reloj interno, conocido como el ciclo circadiano. 


El ciclo circadiano es la manera en que el organismo de los seres vivos responde a la luz; estamos despiertos durante el día y dormimos por la noche. Es en estas horas nocturnas cuando las células defensoras salen de cacería en busca de agentes patógenos como virus y bacterias. Este proceso genera una respuesta inflamatoria que provoca síntomas clásicos del resfriado común como rinorrea, estornudos y congestión nasal. 


Un actor clave en este escenario es la hormona cortisol, que afecta prácticamente a todos los órganos y tejidos del cuerpo. Durante el día, los niveles de cortisol son más elevados, lo que ayuda a suprimir la respuesta inflamatoria. Por la noche, cuando disminuye el cortisol, esta respuesta inflamatoria se intensifica, provocando los síntomas del resfriado que suelen mejorar con la llegada de la mañana. 


El frío invernal es otra razón por la cual las enfermedades respiratorias son más comunes en esta época. Las bajas temperaturas pueden reducir el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico. Además, la mucosa que recubre nuestras vías aéreas se reseca con el frío, disminuyendo su eficacia como barrera protectora contra agentes infecciosos. 


La conclusión es que se requiere de tres factores clave para presentarse una enfermedad: 1) un medio ambiente propicio (bajas temperaturas), una persona comprometida inmunológicamente (como aquellos con enfermedades crónico-degenerativas), y un agente oportunista (como un virus o bacteria).


Es importante recordar que la mayoría de los resfriados son causados por virus, por lo tanto, los antibióticos no son efectivos. Entre médicos existe el siguiente dicho: "si tratas un resfriado, desaparece en siete días, si lo dejas en paz, desaparece en una semana". En otras palabras, lo mejor es descansar. Pero no debemos echar en saco roto los remedios de la abuela, como comer sopita de pollo, que se ha recomendado por milenios, como médico, lo mejor que podemos hacer es mantenernos bien nutridos. 


Así que ya lo sabes, si presentas síntomas de un resfriado común, hidrátate, descansa y mantén tu nutrición óptima que debe incluir siempre macro y micronutrientes como vitaminas y minerales. Sin embargo, si los síntomas se complican o persisten más de una semana, es importante visitar a tu médico. Además, durante la temporada invernal, es crucial abrigarnos bien y usar mascarilla o cubrebocas en caso de presentar síntomas de resfriado

bottom of page