top of page

El bien dormir


Por Marien Garza, Miembro del Consejo Consultor de Nutriólogos de Herbalife

“Un buen colchón y sillón son la mejor inversión” suena a verso, sin embargo, es una frase que quedó profundamente grabada en mí cuando, de adolescente, visité un eminente médico ortopedista mexicano.

Desde el punto de vista científico, la calidad del sueño se considera uno de los aspectos más importantes para mantener una vida saludable. Los estudios señalan que para que una persona adulta funcione con normalidad, es necesario dormir al menos entre 6 y 8 horas diarias. El sueño no sólo influye en nuestro estado de ánimo, sino que también regula la eficiencia en el trabajo y nuestra productividad. Es fundamental que, como mexicanos, valoremos el buen descanso y el sueño reparador para llevar un estilo de vida saludable.

Uno de los trastornos del sueño más importantes es el insomnio. La palabra "insomnio" proviene del latín "insomnium", y el Diccionario de la Real Academia Española lo define como "vigilia" o "falta de sueño a la hora de dormir". Las estadísticas relacionadas con el insomnio en nuestro país se reflejan en la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud ENSANUT 2016, donde se evidenció que el 28.4% de la población encuestada, equivalente a más de 20 millones de mexicanos, padece dificultades para dormir. Se estima que, en México, el 45% de la población tiene mala calidad de sueño y que el 5% de los adultos sufre de insomnio.

En lo que respecta a la investigación científica para combatir el insomnio, desde los años 90 se ha estudiado la Terapia Cognitivo-Conductual (TCC). En ocasiones, en conjunto con la TCC, se utiliza la farmacoterapia dirigida y personalizada, que resulta útil para el insomnio y otros trastornos psicológicos. Con un diagnóstico adecuado y estrategias de tratamiento apropiadas y fácilmente disponibles, se obtienen excelentes resultados en clínicas especializadas en trastornos del sueño.

En el campo de la nutrición, los llamados “nutracéuticos” como la manzanilla, las cerezas y el jugo de cereza, la lavanda y el bálsamo de limón se han mencionado en el tratamiento de los trastornos del sueño.

Algunas de las estrategias para combatir el insomnio y lograr un buen descanso incluyen:

· Cenar de manera ligera.

· Intentar acostarse y levantarse a la misma hora todos los días.

· Evitar el consumo de nicotina, alcohol y exceso de cafeína al final del día.

· Hacer ejercicio de forma regular, de preferencia en la mañana.

· Dormir en un lugar cómodo, ventilado, con buena temperatura y poca luz.

· Alejarse de la tecnología para ir a descansar (celular, TV o tabletas)

· Relajarse antes de acostarse leyendo un libro, escuchando música, tomando un baño o disfrutando de otra actividad relajante, como una infusión herbal.

Solemos decir que la regla 80/20 para lograr el éxito en un estilo de vida saludable consiste en 80% dieta saludable y 20% ejercicio. Hoy, basándome en mi experiencia como nutrióloga, me atrevo a desafiar esa fórmula y a cambiarla por 70/20/10 en donde 70% implique una dieta correcta, 20% ejercicio y 10% descanso efectivo. Dormir adecuadamente, no es un lujo o una superficialidad; es una necesidad básica humana que todos debemos de buscar satisfacer de manera positiva.

Bình luận


bottom of page