top of page

¿Cúal es la mejor opción para conservar los habanos?


POR: DIANA SÁNCHEZ


Los tabacos premium y habanos, exigen un cuidado meticuloso para mantener su calidad y sabor originales. Para mantener su calidad y sabor originales, deben de estar en contenedores con una humedad relativa ideal de entre 68% y 75%, es decir que la temperatura debe fluctuar entre 16 y 18 °C.


Los humidores artificiales son un elemento clave para mantener un microclima propicio para la preservación y conservar la esencia en cada fumada.


Originado del vocablo latino "humidus", que significa húmedo, cuentan con la capacidad para fusionar los aromas y aceites esenciales del Habano a través de una humedad constante.


El reto está en mantener estas condiciones climáticas uniformes en todas las

zonas del humidor, por lo que existen diferentes tamaños como armarios, algunos con

cajones para más de 200 puros, otros de tamaño Corona con capacidad de hasta 75 puros y humidores portátiles de viaje.


Elaborados con cedro español en su interior, los humidores artificiales tienen la capacidad para absorber y liberar humedad, actuando como un aliado indispensable en la búsqueda de la estabilidad climática. Además, tienen incorporado en su interior un pequeño ventilador que se activa en intervalos regulares, mejorando la distribución homogénea de la humedad, evitando fluctuaciones abruptas.


Los humidores son cámaras del tiempo que encapsulan la esencia de Cuba, el arte del

tabaco y la paciencia del aficionado. En cada bocanada, se revela la magia de un viaje a

través del tiempo y del sabor, preservado meticulosamente sus características únicas.

Para conocer más sobre el mundo del Habano, visite https://www.habanos.com.mx/ y

@ashersmexico

bottom of page