Glitzi, la otra cara de la belleza


Por: Liliana Hernández

Foto: Cortesía


Hay muchos lugares donde arreglarse el cabello y hacerte lucir más bella de lo que ya eres, pero muchas veces todas las mujeres necesitamos algo más.


Muchas de nosotras hemos dejado atrás el cuidado personal durante la pandemia, debido a que cientos de salones tuvieron que cerrar, y con ello, también hubo desempleados. Las perdidas también han sido millonarias para este sector, por lo que es momento de poder reactivar.


De acuerdo con la Asociación Latinoamericana de Micro, Pequeños y Medianos Empresarios (Alampyme), en nuestro país se tienen registrados más de 80 mil salones de belleza que emplean a 200 mil profesionales del ramo, atendiendo cerca de 80 millones de personas y generando una facturación anual de 2.6 billones de pesos. A consecuencia de la crisis sanitaria por el COVID-19, el cierre de dichos establecimientos ascendió a casi el 40% según la Cámara Mexicana de la Industria del Embellecimiento Físico (CAMIEF), poniendo en jaque a miles de trabajadores del ramo, obligándolos a buscar alternativas. A través de redes sociales, aplicaciones móviles y páginas web los cientos de profesionistas desempleados, continuaron ofreciendo sus servicios, adecuándose a la nueva normalidad y apegándose en sus citas a las más estrictas medidas de seguridad, pues el contacto físico en esta actividad es esencial. Como ejemplo de esfuerzo por mantener la productividad del sector a través de las tecnologías digitales, podemos mencionar el caso de la startup Glitzi, una multiplataforma de servicios personalizados de salud, bienestar y belleza a domicilio fundada en 2018 por dos exitosos jóvenes y emprendedores mexicanos, Ana Ramos y Luis Vázquez.

Glitzi opera en Ciudad de México y Querétaro y actualmente cuenta con más de 250 expertos y especialistas en la plantilla, mismos, que ofrecen diversos servicios que van desde cortes de cabello y barbería, manicure, pedicure, masajes, tratamientos faciales y corporales, así como maquillaje y peinado, todos ellos con los mismos estándares y procesos de calidad. De igual forma, ofrece talleres en línea donde los usuarios suscritos, pueden aprender diversas técnicas de automasajes, masajes en pareja o tips para el cuidado de la piel, entre otros aportes para el bienestar físico, además de consultas médicas en video llamada.