top of page

Inglés avanzado: Cómo alcanzar el nivel de fluidez que buscan las empresas


Hoy en día abundan las ofertas laborales que requieren un inglés avanzado con dominio de diversas habilidades; algunas vacantes son muy específicas sobre la exigencia de estas habilidades.


El buen desempeño conversacional y escrito son un must para oportunidades laborales, tanto por la atención al cliente en países de habla anglosajona y negociaciones con equipos internacionales como por la integración de equipos multiculturales, que ha crecido exponencialmente con la adopción del trabajo remoto.


El Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (CEFR, por sus siglas en inglés), es el estándar internacional que describe la habilidad lingüística en lectura, escritura, comprensión auditiva y expresión oral, y divide los niveles de dominio de inglés en seis:


A0. Principiante

A1-A2. Básico

A2-B1. Pre-intermedio

B1. Intermedio

B2. Intermedio-Alto

C1-C2. Avanzado


“Es importante entender que alguien en un nivel A1 puede ser fluido y claro para la

exigencia de ese nivel. De hecho, cuando estamos en el proceso de aprendizaje de un

nuevo idioma es mejor poner nuestra atención –darle más importancia– a que nuestra

comunicación sea clara y no confusa”, comparte Elizabeth Bulas, CEO y cofundadora de

Dexty, el Training Center para aprender y practicar inglés de acuerdo a las necesidades

específicas profesionales y empresariales.


Saber inglés no es medible en porcentajes, la referencia más certera para solicitar y

compartir el grado es la que brinda el CEFR, que puede conocerse través de los diferentes exámenes disponibles, entre los que destacan las pruebas TOEFL y la IELTS, ambas elaboradas con un enfoque académico que permite medir las diferentes aptitudes y en el que cada una de ellas puede tener un nivel diferente de dominio.


“La gente debe de preocuparse, primero, de estar bien segura del mensaje y luego de

expresarlo de forma clara y concreta. Un mensaje bien definido eleva la calidad de

comunicación para todos los interlocutores”, aconseja Anel Viveros, cofundadora de Dexty.


Aumentan oportunidades profesionales con inglés avanzado


Dependiendo de la profesión, el área laboral y la empresa que está reclutando, puede

aumentar el número de posiciones profesionales que requieren de un dominio avanzado del idioma inglés. Tan solo en Hireline, la plataforma de conexión laboral para profesionales de tecnología, 46% de sus vacantes disponibles tiene entre sus requerimientos un nivel de inglés avanzado.


En el Reporte del Mercado Laboral de TI 2023, de la misma plataforma, se destaca la

importancia del inglés como factor clave para conseguir un incremento salarial. Es notable que los profesionales de tecnología con dominio avanzado de esta lengua pueden recibir remuneraciones hasta tres veces superiores en comparación con sus pares no angloparlantes.


Antes de tomar una prueba de certificación se recomienda evaluar, sin costo, si se cuenta con inglés avanzado –y en qué nivel– a través de alguna de las diversas plataformas disponibles en la red, las cuales permiten hacer simulaciones del examen, de forma muy parecida al TOEFL iBT. Esta evaluación particular tiene una duración aproximada de 4 horas, de las que se emplean entre 60 y 80 minutos para la sección de comprensión de lectura; entre 60 y 90 minutos para la sección de comprensión auditiva; 20 minutos para los ejercicios de expresión oral, y 50 minutos para escribir dos ensayos en la sección escrita.


Prepararse para la prueba TOEFL iBT


El proceso de preparación está enfocado en el conocimiento del examen. “Lo que se

necesita para presentar la evaluación y conseguir un buen grado en la certificación es

conocer la prueba para que no te tome por sorpresa. Es importante tener todo el panorama técnico que requiere hacer el examen en internet, familiarizarte, conocer el tipo de preguntas y el tipo de respuestas que se esperan de ti”, detalla Elizabeth.


“Además, es vital que quien presente la prueba llegue con autonomía; durante los cursos de preparación no se aprende el idioma, se aprende a resolver las diferentes secciones”, concluye.


Para prepararse para presentar el TOEFL iBT, es necesario iniciar con una prueba

diagnóstico, a fin de trabajar el desempeño de cada una de las habilidades contrarreloj.


Sabiendo que cada persona tiene necesidades diferentes, las fundadoras del Training

Center Dexty recomiendan tomar el curso digital con autonomía y, si es necesario, sumar clases en línea.


“La comunicación oral no es la única habilidad que se trabaja en las sesiones en vivo, el

propósito de contar con ese espacio es aprender a resumir y plasmar lo que se escucha,

para que no sea tan extraña la actividad de estos outputs en el examen”, comparte Anel.


“Las secciones más retadoras en la prueba siempre son speaking y writing, las habilidades de output y de creación”, finaliza.


Presentar el TOEFL iBT suele ser retador porque los contenidos y contextos son

académicos, no son conversaciones casuales, lo que eleva la dificultad y amplitud de

vocabulario necesario en varias ramas, como ciencias, biología y negocios. Para trabajar ovivir en un país angloparlante es necesario un nivel B2 fluido y sólido: un B2 de éxito.

Comments


bottom of page