¿Cómo trabajar por la felicidad en tiempos de pandemia?


POR: TB

FOTO: CORTESÍA


El 20 de marzo se celebra el Día internacional de la felicidad como reconocimiento del papel fundamental que representa en la vida de las personas alrededor del mundo.


Desafortunadamente, hoy en día, la felicidad ha mermado por la situación que el mundo está atravesando.


Para México, un país que es caracterizado por ser hogar de personas calificadas como amigables, nobles, comunicativas y muy extrovertidas; no es sorpresa que haya logrado obtener el segundo lugar en el Índice de Felicidad del Planeta (Happy Planet Index por sus siglas en inglés), resultados que fueron presentados por la Fundación para una Nueva Economía (NEF) en contraste con el número 23 otorgado por la ONU.


Con la llegada del COVID-19, el estilo de vida de todos los mexicanos tuvo un cambio radical, para muchos, ha supuesto un aislamiento total que hasta la fecha sigue vigente; privandose de ver a amigos y familiares y por supuesto de una vida normal. Aquí es donde surge la pregunta - ¿Aún sigue siendo México el segundo lugar del mundo en felicidad? – Las medidas de distanciamiento social en gran medida han generado sentimientos de aislamiento y aumentaron el nivel de estrés y ansiedad en la población, aunado al temor que ocasiona el exponerse a la enfermedad o que alguno de tus familiares se exponga al riesgo de ésta, incluyendo también la pérdida de alguien en el peor de los casos.


Por ello, el aprender a sobrellevar estas emociones de manera sana es una herramienta que puede ayudar enormemente en el mantenimiento de la tan necesaria felicidad; incluyendo también otros medios de ayuda para reforzar nuestra inteligencia emocional. En Aprende Institute desarrollamos 5 recomendaciones para lidiar con emociones negativas y trabajar por la felicidad en pandemia:

· Identifica tus emociones. Desarrolla la capacidad para identificar cuando una emoción negativa surge en ti, pregúntate cómo te sientes hoy y analiza qué es lo que esta generando pensamientos que afectan tu bienestar. Debes de tener paciencia, mucho entendimiento e introspección, para que tengas mejores resultados conforme más vayas avanzando.

· Construye una red de apoyo. Con el aislamiento es indudable que los sentimientos de soledad surjan desmedidamente, pero eso no quiere decir que no tienes a nadie para hablar de cómo te sientes o simplemente para contarle de tu vida. Gracias a los dispositivos electrónicos, hoy más que nunca nos encontramos interconectados gracias a los servicios de mensajería instantánea y videollamadas, por lo que establecer qué personas pueden ayudarte cuando tengas malos momentos es una herramienta de suma importancia en la lucha contra las emociones negativas.

· Busca ayuda. Si sientes que tus emociones están afectándote más de lo que puedes tolerar, considera tener a la mano información sobre ayuda psicológica o guía emocional para situaciones que no puedes manejar personalmente.

· Balancea cómo te sientes. Aprende a reconocer qué cosas te generan emociones positivas, como el escuchar música, algún pasatiempo, libro, arte o hasta un lugar en tu casa que te haga sentir bien.

· Ejercítate. El hacer una rutina de ejercicio puede ayudar a tu cuerpo a producir endorfinas que ayudan a tu cuerpo a sentirse mejor, lo que quiere decir que puede hacer que te sientas más feliz gracias a que dispara sentimientos de euforia e inhibe la sensación de dolor. En esencia, ya sea que salgas a caminar o tengas una sesión de ejercicio de alta intensidad en casa, hacer algo es mejor que no hacer nada. Si encuentras algo que amas o algo que puedas hacer con regularidad, estarás un paso más cerca de la felicidad y una vida menos estresante.


Vaya que suena complejo el hecho de ser felices, pero eso sí, no imporsible.