La tecnología como una adicción


POR: AGENCIA


Sin duda alguna, a un año de que comenzó el confinamiento por pandemia, a nivel global cambió el estilo de vida que se llevaba cotidianamente. Los dispositivos móviles y el internet han cobrado más fuerza

para mantenernos comunicados y lograr un nuevo método de trabajo.


Sin embargo, al vivir aislados y con un cambio de rutina drástico, para muchos las redes sociales, los juegos en línea, el entretenimiento por streaming ha sido su mayor fuente de escaparate e incluso de evasión de la realidad.


Según un estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México, tan

solo en este país, el uso de la tecnología aumento un 42% durante el confinamiento, siendo los smartphones los más utilizados para cubrir las necesidades, laborales, escolares y de pasatiempo.


Uno de los principales factores que influyen en el uso constante de la tecnología,

pueden ser el cambio de hábitos y rutinas, los niños y jóvenes son los más

propensos a caer en este tipo de adicción, ya que al no poder realizar actividades

fuera de casa con sus amigos, como salir de fiesta o practicar algún deporte en el

parque, esta necesidad de interacción se cubre con el uso excesivo de los

dispositivos tecnológicos, es decir, tablets, celulares, consolas de videojuego,

laptops, entre otros.


Aunque sabemos que los menores de edad son los más vulnerables ante este

caso, los profesionales de Emotions Life Center, nos comentan que los adultos no

están exentos de padecer de este tipo de adicción a la tecnología, ya que hoy en

día se ha incrementado las apuestas en los juegos en línea, llegando a ser

ludópatas (adictos a las apuestas) sin siquiera saberlo.


Los principales indicativos de que alguien podría estar pasando por una situación

de dependencia tecnológica son:


- Pasar mucho tiempo con un dispositivo fuera de los horarios de clase o de

trabajo.

- Cambios buscos de conducta, es decir, enojo o frustración si al dispositivo

se le terminó la pila o se fue la luz y la consola dejo de funcionar.

- Aislamiento, comúnmente cuando existe un caso de adicción, las personas

que están atravesando por esto tienden a aislarse por completo de su

familia.

- Apatía, muchas veces dejan de involucrarse en sus tareas diarias e incluso

pierden interés por las actividades familiares.

- En casos extremos, llega a faltar el dinero en casa, esto ya sea porque

comenzaron con el rol de apuestas (ludopatía) o incluso porque buscan

adquirir un nuevo juego que llene mejor sus expectativas.