Elizabeth Vargas explora lideres de sectas en "Cultos y Creencias Extremas"



¿Hasta dónde es capaz de llegar la gente por seguir a un líder?, ¿Qué es lo que buscan?, ¿Qué son capaces de hacer?, estás y muchas preguntas más, son las que la periodista y conductora Elizabeth Vargas, contestará en la nueva serie de A&E, Cultos y Creencias Extremas, misma que inicia este martes en punto de las 20: 00 horas.

En entrevista nos platicó de sus inquietudes por saber más de estos grupos, que principalmente operan en Estados Unidos "pero que también ya tienen raíces en México, tal es el caso del grupo NXIVM, una organización que ofrece cursos y seminarios de autoayuda que, según afirman, brindan a las personas las herramientas que necesitan para unir sus vidas y permitirles hacer una diferencia en el mundo.

"No pueden imaginar la cantidad de cosas que hacen, les pegan a los bebes recién nacidos, si los líderes dicen que vieron un extraterrestre, la gente lo cree y ya por eso, son fieles a ellos; muchas de esas personas buscan generar una buena acción, sin darse cuenta delo catastrófico que puede llegar a ser el pertenecer a alguna de estas sectas", dijo.

"Estos grupos ocultos extremistas que han existido por décadas, son grupos que están en las sombras y no les gusta la luz, yo busco darle a la gente voz, muchas de estas personas están escapando de estos grupos y han experimentado abuso físico, sexual y emocional. Quiero que sepan que existen, que están al lado de nosotros y no lo sabemos, no solo en USA, sino en todo el mundo, quiero mostrarles como es que inician y como los enganchan", agregó.

Otras organizaciones que serán exploradas por Vargas junto con ex miembros de sectas religiosas y de culto incluyen a los Testigos de Jehová, la comunidad Doce Tribus, la Iglesia Santuario, la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los últimos Días, La Familia y la U.N.O.I., más conocida como Value Creators.

"Me sorprende además que los líderes para sus seguidores se convierten en dioses, hacen lo que ellos les piden y ni siquiera nuestros líderes políticos y religiosos nos dicen cómo vivir, con quien, lo que coman. Caen en un renal psicológico increíble. Está investigación va más a fondo y pasó más tiempo con ellos", finalizó.