"El Chapo", una historia con muchos paradigmas


Por: SE


La vida de Joaquín Guzmán Loera, se ha convertido en todo un mito, ya que han existido repentinas historias en televisión y plataformas, pero realmente, ¿qué es verdad y qué es mentira de todo lo que se dice de él?, es el cuestionamiento que se hace el actor Marco de Ó, al interpretar a este emblemático personaje en la serie El Chapo.


En entrevista con Booking, mencionó que le resulta interesante el sabes como es que llego a donde está, y entender que es lo qué pasa en el país. Un reto complicado para el actor, ya que no se contaba con información fidedigna de Guzmán, “lo único que teníamos directamente de el, lo único que es real, es el video de Sean Pen. Hicimos un personaje humano, lastimosamente en Latinoamérica siempre o es bueno o es malo, por eso; queríamos alguien con altas y bajas; sin glorificar a nadie y sin caer en la apología, es un villano o no, pero siempre con la batuta de tomar buenas o malas desiciones, el público podrá juzgar eso”, mencionó.


A partir de este 3 de febrero, A&E emitirá de lunes a viernes, de manera completa y en continuado, la primera y segunda temporada el drama que cuenta la historia del ascenso y captura del narcotraficante y criminal mexicano Joaquín El Chapo Guzmán.


Un personaje nada fácil de interpretar, pero que además, lo puso en el ojo de la opinión pública, “tenía miedo de lo que la gente pudiera opinar de mi, pero se que hice un trabajo muy honesto y desde una perspectiva propia, nunca quise ser la calca del Chapo, yo creé a mi propio Chapo”dijo. Agregó que las narcoseries no deberían prohibirse y mejor deberían educar a través de sus contenidos, esta serie como El Chapo, “es algo documental, es lo que se vive a diario en nuestro país, son las noticias de todos los días”, señaló.


“Como actores, solo somos el reflejo de lo que está pasando, esto es un triller político y este hombre, tuvo un gran poder al desenmascarar a políticos, tenemos una sociedad rota y debemos entender que Loera, es parte de la historia moderna de nuestro país. Esta es una serie para entretener y no para destruir, pero tampoco por lo que se expone, se va a dar una solución, tenemos un país roto, y no por prohibir eso acabará”, señaló.


Agregó, “como actor no puedo opinar más allá, quien lo juzga son los gringos, solo puedo decir que, todo lo que se hace tiene repercusiones. Queremos hacer una televisión inteligente y no se si cambie vidas o perspectivas, pero si que hablen de que en México las cosas se están haciendo bien y que estamos a la altura de otras grandes producciones, los latinos también podemos competir y El Chapo, no por algo ha sido vista por más de 74 millones de personas, sino que sigue estando vigente”, concluyó.