top of page

Mejorar la reputación en línea; un reto permanente para los profesionales de la salud


POR: TB


El interés de los pacientes por conocer información acerca de padecimientos, síntomas, tratamientos, y, sobre todo; quiénes son los mejores especialistas para abordarlos, ha sido una constante a lo largo de los años.


En el pasado, las formas en que los pacientes interactúan con sus médicos se iban adaptando día a día a las tecnologías disponibles y, generalmente, se limitaba a la consulta presencial con el profesional de la salud.


Con el paso del tiempo, la llegada de las nuevas tecnologías amplió los canales de búsqueda y conversación para interactuar e incrementó el interés de los clientes de clínicas, hospitales o consultorios de saber su estado de salud, tener una mejor lectura de sus síntomas y buscar un servicio más rápido y personalizado.


La evolución en el seguimiento de la salud también trajo consigo la posibilidad de que los médicos encontraran la forma perfecta de promocionar sus productos y servicios a sus audiencias a través de mecanismos innovadores, algunos de ellos orgánicos, y que les traen altos porcentajes de conversión y fidelización de sus pacientes.


Usando diferentes canales, los profesionales de la salud pueden promocionar sus novedades, avances, productos, servicios y promociones a sus pacientes, ponerse un paso delante de ellos para ofrecer los servicios que están buscando y brindarles una atención personalizada y, en general, una experiencia de servicio más integral.


El marketing de salud se trata de la forma en que los profesionales pueden atraer a sus clientes a través de interacciones y canales orgánicos o pagados, ya sea blogs, buscadores digitales, salas de opinión u otros, pero también se trata de la construcción de la reputación de quienes brindan el servicio, misma que ayudará a fidelizar a sus pacientes.


Construcción de una buena reputación en línea

Actualmente, contar con una buena reputación es primordial para atraer a nuevos pacientes y mantener a los que ya se tienen, esto significa que, ante un mayor grado de prestigio de una clínica, hospital o consultorio, mayor será la posibilidad de que un paciente nuevo elija sus servicios.


Otro de los beneficios que trae consigo una buena reputación en línea es que tendrán un mejor posicionamiento en los motores de búsqueda, pues éstos toman en cuenta la reputación en línea para mostrar los resultados de las consultas que los internautas realizan a través de sus plataformas.


Y ¿qué acciones deben de realizar los profesionales de la salud para construir una buena reputación en línea? En principio contar con canales de comunicación bidireccionales en los que sus pacientes encuentren un espacio para preguntar, consultar o solicitar información y reciban respuesta casi inmediata.


La construcción o mejoramiento de la reputación en línea se puede resolver al brindar respuestas a tiempo a comentarios de los pacientes, quienes cada vez tienen acceso a más fuentes de información, son más críticos e interesados en recibir una atención personalizada y rápida.


En este sentido, Doctoralia, la plataforma que acerca a pacientes con profesionales de la salud, tiene diversas opciones para contribuir a una buena construcción de una reputación en línea, a mantenerla y a hacer que las clínicas, hospitales y consultorios tengan una mayor visibilidad y su grado de fidelización sea muy alto.

bottom of page