Ilumina tu hogar con la mejor lámpara


Por: Liliana Hernández

Foto: Cortesía


Todos deseamos tener una buena decoración en casa, pero sobretodo, una buena iluminación.


Por eso, es que estas hermosas lámparas sostienen en el diseño japonés una relación complementaria, incluso homóloga. Hotai, el nombre de esta lámpara, significa precisamente “complemento”, una estructura donde tres elementos (madera, cuarzo y luz) coinciden para crear una forma incompleta y sin embargo estéticamente placentera.


El principio del fukinsei, o desequilibrio, alude a la ausencia de simetría en el mundo natural, donde no existiría la absoluta precisión formal que cada elemento tiene, sea la curvatura de la madera, la esfera mineral, o la proyección artificial de la luz; el principio del kanso, o simplicidad se aprecia en la estética minimalista de las dos figuras geométricas que conforman la lámpara; por otro lado, se explora el principio shizen, o naturalidad, debido al uso de materiales naturales; yugen, o profundidad, el cual se logra por la transparencia del cristal el cual muestra todas sus inclusiones; y por último, seijaku, o quietud, aludiendo a una naturaleza introspectiva y a la calma que produce la lámpara a través del equilibrio en los elementos.


Es a través de este diseño que se tiende un puente entre las teorías y conceptos culturales y la acción azarosa, desigual de la naturaleza. Este complemento constituye un circuito entre ambas: la esfera (cuyo interior es, no obstante, totalmente desequilibrado) es seguida por la curva de la madera (cuya circularidad queda incompleta) y finalmente por un foco cuya iluminación vuelve a la esfera absorbiendo refractando la luz en imprevistas e incontrolables.


De igual manera, Hotai estudia varios fenómenos físicos como la ley de la gravedad; la curva de madera por sí sola no podría quedarse estable, es el cuarzo que por su volumen y peso le brinda estabilidad, así como la madera se lo da al cuarzo.


Así mismo, la manipulación del maple sigue una técnica tradicional llamada yakisugi, en la cual la madera se quema para hacerla más resistente, destacando sus vetas naturales. La relación naturaleza-cultura, por tanto, se revela complementaria, donde la acción del ser humano resalta la de la naturaleza, sea en los patrones de la madera o del mineral, y donde la acción natural resalta la belleza de la manipulación de los materiales por el ser humano. La dualidad de Hotai permite crear dos atmósferas diferentes: por un lado, la lámpara superior emite un potente haz de luz; y por el otro, la luminaria inferior, a través del cuarzo se difumina para estilizar un ambiente por su sofisticada y original apariencia.


La lámpara Hotai es parte del concurso de diseño Inédito que es parte del programa de

Design Week México 2020 y estará exhibido del 7 de octubre de 2020 al 8 de febrero del

2021 en el espacio de México Territorio Creativo ubicado en Av. de los Compositores 4, II

Secc. Bosque de Chapultepec, 11100, CDMX.