top of page

Grupo Davines en apoyo a la recuperación de Mares y Océanos


El Grupo Davines, empresa que opera en el sector de la cosmética profesional con sus marcas Davines para el cuidado del cabello y [ comfort zone ] para el cuidado de la piel, certificada como B Corp desde 2016, refuerza su colaboración con la empresa social

Plastic Bank, para continuar con su actividad de recuperación y eliminación de residuos plásticos ocean bound, es decir, plásticos abandonados y situados a menos de 50 km de

la costa. De hecho, gracias a la asociación con Plastic Bank, también en 2023 por cada producto vendido por el Grupo Davines se recogerá y retirará del medio ambiente una cantidad equivalente de plástico.


La colaboración, iniciada en 2021, resalta los valores de sostenibilidad del Grupo Davines y es coherente con el modelo de desarrollo regenerativo que inspira su estrategia empresarial.


El compromiso del Grupo Davines, gracias al apoyo de Plastic Bank, ha evitado hasta la

fecha, entre 2021 y 2022, que 878 toneladas de residuos plásticos, equivalentes a

más de 44 millones de botellas, acabaran en los mares y océanos, lo que empeoraría

aún más la degradación de las zonas costeras vulnerables y la contaminación marina por microplásticos: en 2021 se recogieron 100 toneladas de plástico en Brasil, Filipinas e

Indonesia con la campaña «Rethinking Plastic», Repensar el Plástico, mientras que el año pasado, en 2022, el Grupo Davines quiso ampliar su compromiso recuperando una

cantidad de plástico equivalente a la de los productos vendidos, por un total de 779,126

toneladas retiradas del medio ambiente en estos mismos países.


Este año, el Grupo confirma su vínculo con Plastic Bank para renovar su compromiso de reducir su impacto. En efecto, para 2023 el Grupo Davines retirará del medio ambiente la misma cantidad de plástico por cada producto vendido.


En sus primeros 10 años, Plastic Bank ha evitado que más de 80 millones de kilos de

plástico –el equivalente a 4.000 millones de botellas de plástico– llegan a los

océanos.


El material recogido se recicla como nueva materia prima llamada Social Plastic® que

puede reutilizarse fácilmente en productos y embalajes como parte de una cadena de

suministro circular. Pero el proyecto de recogida y reciclaje de plástico no sólo tiene por

objeto respetar el medio ambiente; también tiene un impacto social.


De hecho, las filiales locales de Plastic Bank intercambian los residuos de plástico como moneda para ayudar a las familias de recolectores a comprar productos de primera necesidad, desde alimentos hasta combustible para cocinar.


O incluso para pagar las tasas escolares, el seguro sanitario, la conectividad digital y servicios fintech. Al ofrecer a las familias recolectoras de plástico con fuentes de ingresos seguras, protegidas y trazables, es posible combinar el respeto al medio ambiente con una ayuda específica a las comunidades locales, con un camino concreto y virtuoso para salir de la situación de pobreza. Entre 2020 y 2023, gracias al compromiso del Grupo Davines, ha sido posible ayudar a 3.202 personas y a

sus familias.


«Los resultados logrados nos dan una visión del impacto positivo que es posible obtener y nos impulsan a la mejora continua. Hemos consolidado nuestra asociación con Plastic Bank porque se trata de un proyecto basado en la interacción entre sostenibilidad ambiental y social, para difundir un modelo de desarrollo regenerativo que combina el progreso con el respeto al medio ambiente y a los derechos humanos.


Es un compromiso concreto que nos hemos fijado porque somos conscientes de que los envases son una de las áreas de mayor impacto en la industria de la belleza. Además de nuestra asociación con Plastic Bank, estamos comprometidos también en reducir nuestra demanda de plástico: desde 2020 medimos nuestra Huella de Plástico, utilizamos plástico reciclado o procedente de fuentes renovables para nuestros productos y gracias al ecodiseño, estamos reduciendo progresivamente el uso de plástico en nuestros envases». -Davide Bollati, Presidente del Grupo Davines.


«En nuestro programa Ocean Stewardship, nos dimos cuenta de que el reciclaje debe

tener un fundamento humano. Las tasas de impacto y la compra de materiales reciclados por sí solas no pueden resolver la crisis de la contaminación causada por el plástico. La humanidad necesita un cambio de comportamiento continuo y persistente que fomente la concienciación sobre la importancia de reciclar lo que compramos, cómo lo usamos y cómo nos deshacemos de ello». David Katz, Fundador y CEO de Plastic Bank


La colaboración del Grupo Davines con Plastic Bank es un paso más en la estrategia de

crecimiento sostenible del Grupo, con vistas a la economía circular, especialmente en lo

que respecta a la reducción de su Huella de Plástico. Para reducir el impacto ambiental de sus productos, el Grupo Davines se ha fijado un ambicioso objetivo: abandonar el uso de materiales vírgenes procedentes de combustibles fósiles. Desde 2014 –cuando el 100 % de los envases de plástico estaban hechos de material virgen procedente de combustibles fósiles– hasta 2021, el porcentaje de plástico virgen fósil utilizado se ha reducido casi un 63 %, gracias al paso a materiales plásticos reciclados o procedentes de fuentes renovables.


Además, para el diseño de los envases de sus productos, la empresa se basa en los

principios del ecodiseño, de acuerdo con un modelo de producción circular, que se

traduce en envases más finos y ligeros, con el consiguiente menor uso de materiales y

una reducción de las emisiones de CO2 equivalente relacionadas con el transporte y el

menor uso de materiales. Gracias a estas intervenciones específicas, dirigidas tanto al

uso de materiales reciclados o procedentes de fuentes renovables como a la realización

de envases con un diseño más ligero, de 2014 a 2021, el Grupo Davines ha reducido

considerablemente su Huella de Plástico evitando el uso de más de 841 toneladas de

plástico.

Kommentare


bottom of page