La salud de la mujer: más allá de las enfermedades


POR: LILIANA HERNÁNDEZ

FOTO: CORTESÍA


En marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, razón por lo cual, a lo largo del mes se desarrollan un sinfín de actividades que dan visibilidad a la situación de las mujeres en el mundo y la búsqueda constante de la equidad.

Según datos del INEGI, en México el 51.2% de la población nacional son mujeres; es decir más de 64 millones. Además de atender un tema físico, es elemental encontrar bienestar a nivel emocional, psicológico y social. Existen pequeños pasos que nos pueden llevar al equilibrio a través de pequeñas acciones.

Existen pequeñas rutinas que pueden ser parte de nuestro día a día, Javier Sors, director de CRYOmx trae algunos consejos para ti:

Alcaliniza tu cuerpo. Este proceso ayuda a equilibrar el pH de nuestra sangre que se ve afectada gracias a factores como la contaminación ambiental, malos hábitos de alimentación y el estrés. Cuando alteramos nuestro pH, la sangre se defiende y roba nutrientes a nuestros órganos vitales generando una descompensación que deriva en cansancio, dolores de cabeza, desmineralización de pelo y uñas y problemas digestivos.

¿Cómo alcalinizarlo? Dile adiós a alimentos ácidos como el café, bebidas azucaradas y / o gaseosas, harinas blancas. Opta por añadir a tu dieta nueces, jengibre, aguacate, espinacas y té verde.

Mejora tu sistema linfático. Con el paso de los años nuestro cuerpo acumula toxinas que absorbe tanto del ambiente, como de nuestra alimentación o incluso de los productos que utilizamos en nuestra piel. Estas toxinas se acumulan en los tejidos grasos y en los conductos linfáticos. Estos conductos necesitan un apoyo extra al no tener un órgano que realice el movimiento de expulsión de toxinas para que éstas puedan llegar al riñón y ser expulsadas a través de la orina.

La presoterapia es ideal para mejorar el sistema linfático, en sólo 15 minutos por sesión y a través de un traje neumático, se puede aplicar en piernas, abdomen y espalda. En piernas, ejerce presión en 8 zonas que abarcan muslos, pantorrillas y planta del pie a través de 4 niveles de presión controlada estimulando el sistema linfático y beneficiando la eliminación de toxinas a través de la orina, revirtiendo la retención de líquidos y disminuyendo las alteraciones en el sistema circulatorio. Tener un buen sistema linfático evita las piernas cansadas, arañitas vasculares, edemas, celulitis, acumulaciones de grasa y otros padecimientos comunes en la mujer.

Incluir alimentos con Pectina en nuestra dieta diaria. La pectina es un carbohidrato que no se absorbe en el intestino y forma la mayor parte de lo que conocemos como fibra soluble. Y aunque no aporta ningún tipo de nutriente a nuestro organismo, consumirla frecuentemente te ayudará a absorber los desechos en el intestino y eliminar toxinas a través de las heces. Si padeces de inflamación constante, la pectina te ayudará a eliminar iones de sodio, olvidarte del estreñimiento y eliminar las toxinas producidas por las bacterias que generan gastroenteritis y colitis.

¿Qué alimentos contienen pectina? Manzanas, duraznos, arándanos, zanahorias y frutas cítricas.

Mindfulness. Este concepto se traduce como conciencia o atención plena; el mindfulness deriva de combinar técnicas de meditación ancestrales que te ayudan a entrenar la mente para mantenerla en calma y de manera progresiva hacerla más atenta y concentrada.

¿Cómo empezar a practicarla? A través de la meditación. Existen videos guiados en plataformas como YouTube que te ayudarán a relajarte físicamente, disminuir la ansiedad, mejorar tu respiración en incluso beneficiar al metabolismo.

Ejercicio. Con solo realizar 150 minutos de ejercicio a la semana, los niveles de cortisol disminuirán y está científicamente comprobado que el realizar rutinariamente ejercicio reduce hasta un 34% la tasa de aparición de diabetes.