Colaboración de Max Bill con la gran casa relojera alemana Junghans llega a México



La creatividad no tiene limites y Junghans sabe que es momento de impulsar el talento, con esta nueva colección con la que busca innovar sin perder la esencia que los ha caracterizado por muchos años en el mercado.

Siempre pensando en la manera de darle a los consumidores lo que quieren, con diseños exclusivos y que están al alcance de todos aquellos amantes de lo bueno, siempre buscando hacer sentir bien a hombres y mujeres.

Durante la presentación de esta edición, disfrutamos de poner a prueba nuestras habilidades de creación, todo de la mano de una experta encargada del diseño, quien puso a volar nuestra creatividad y que nos hizo ver que las ideas se pueden plasmar siempre y cuando tengamos el objetivo claro.

La colección Max Bill by Junghans ha llegado a México para complementar la amplia oferta de la marca en nuestro país. Se trata de piezas únicas con elaboración inigualable que se caracteriza por su diseño funcional y líneas limpias y estilizadas. Esta colección tiene más de 50 años y es una de las más icónicas de Junghans por ser la única colaboración con uno de los artistas representativos de la época moderna.

Max Bill, artista extraordinario, trabajó como arquitecto, pintor, escultor y diseñador de producto, influenciado por corrientes artísticas de países como México, Brasil y Argentina. Como alumno de la Bauhaus de Walter Gropius, supo transmitir la búsqueda de la sencillez constructiva y las proporciones precisas a sus obras de una forma consecuente. Para Max Bill un de las más grandes inquietudes fue transmitir sus conocimientos a través de la enseñanza.

De modo que no sólo fue cofundador y primer rector de la Hochschule für Gestaltung de Ulm (HfG), sino que el edificio de la escuela también es uno de sus diseños originales.

A propósito de este lanzamiento, Junghans, los relojes con estrella, realizó la presentación de la marca en un lugar icónico de Polanco; un encuentro exclusivo en el cual se impartió un taller de creatividad y se invitó a los participantes a ser parte del proceso creativo que lleva a artistas como Max Bill a desarrollar sus obras y diseños. Con la Bauhaus como referente, los invitados vivieron una experiencia distinta que los llevó a comprender el trabajo de un artista.

La colección de Max Bill es una de las colecciones de relojería más icónicas que se ha fabricado hasta nuestros días, que incluye relojes de pared, mesa y pulsera, la cual se mantiene prácticamente sin modificaciones, para conservar el romántico aire sesentero y el sello característico de su creador, siguiendo su filosofía: “la forma sigue a la función”.

Con más de 150 años en el mercado, Junghans llegó a México para innovar con sus diseños y lograr que más personas reconozcan el encanto de sus piezas, las cuales además de medir el tiempo, se han convertido en un accesorio digno de admirarse.